Según un análisis de la consultora Marketing Research & Technology, elaborado en exclusiva para iProfesional, durante el primer semestre del año las bodegas nacionales realizaron ventas al mundo bajo 2.102 marcas diferentes, por un valor de u$s268 millones.

Sin embargo, las grandes marcas, que mueven el amperímetro de esta industria, son pocas: tan sólo las 100 primeras, es decir, apenas el 5% del total, fueron responsable de generar el 60% de todas las divisas en concepto de exportaciones de vino embotellado.

En tanto que sólo las primeras 20, es decir, apenas el 1% de todas las marcas que se envían desde la Argentina al resto del mundo, en la actualidad generan 3 de cada 10 dólares.

En este contexto, según el informe de Marketing Research & Technology, la marca nacional más exitosa en el exterior, a lo largo del primer semestre, fue Alamos, de la bodega Catena Zapata, que explicó u$s14,6 millones en concepto de exportaciones.

De este modo, esta única marca representó el 5% de todas las exportaciones de vino embotellado.

En reciente diálogo con iProfesional, Alejandro Vigil, jefe de enólogos de la bodega destacó que “la razón por la cual Alamos se volvió a consolidar como el vino argentino más exitoso en el exterior es la excelente calidad del producto. Se está trabajando mucho en los viñedos para mantener siempre una óptima calidad de la materia prima. Hay que agregar también el arduo trabajo respecto a la venta, distribución y marketing del producto”.

“La clave es que el vino que ofrecemos en la Argentina y en el exterior es exactamente el mismo, ya que los viñedos que se utilizan para producir estos vinos y el manejo en bodega también son similares”, recalcó.

La bodega, además, logró colocar otra marca como la segunda más exportada -en términos de divisas- de la Argentina: “Catena”.

“Catena es hoy nuestra marca bandera, en la que ponemos todo el esfuerzo y la dedicación, y tiene un rol importante en la percepción que los consumidores finales tienen de los vinos de Argentina. En otros países, los vinos más vendidos son de segmentos de precios mucho más bajos y eso hace que el país en su conjunto se perciba como un productor de vino barato. Por eso es muy bueno lo que ocurre con esta marca, ya que ´premiumiza´ la imagen de nuestro país. Además, es una gran responsabilidad, porque sabemos que muchos consumidores del exterior conocen al Malbec degustando por primera vez el Catena”, recalcó Vigil.

El tercer puesto, al igual que el año pasado, correspondió a Trapiche Reserva, que generó exportaciones por u$s6,3 millones.

En el cuarto lugar, en tanto, ingresó Trivento, una marca paraguas que encierra a gran parte del portfolio de la bodega que lleva el mismo nombre y que pertenece al gigante chileno Concha y Toro. Fuente: Iprofesional Mirá el artículo de Iprofesional: http://www.iprofesional.com/notas/170501-E

]]>