Avanza el proceso de adjudicación de las áreas petroleras (4 empresas pican en punta)

Tras analizar las ofertas técnicas y económicas, la Dirección de Hidrocarburos autorizó la preadjudicación a las cuatro empresas que calificaron en la licitación. Se trata de Aconcagua Energía SA, GyG Oil Service, YPF y El Trébol.

Compartir

Los tiempos estipulados por el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía para la evaluación de los sobres B de la licitación de áreas petroleras, que se realizó a fines de mayo, se están cumpliendo como fue previsto.

La Dirección de Hidrocarburos ya tiene listos los dictámenes técnicos sobre las ofertas más convenientes –respecto al plan de trabajo e inversión– que presentaron cuatro empresas sobre siete de los once bloques licitados.

La evaluación de la comisión calificadora se basó en un análisis exhaustivo de que las propuestas cumplieran con los objetivos de explotación y de exploración exigidos en el pliego licitatorio y que los cronogramas de inversión fueran viables y estuvieran alineados con las exigencias del Estado provincial.

Durante un mes, la comisión de calificación analizó los requisitos de admisibilidad contenida en los sobres B y su conveniencia según el factor de adjudicación.

Después del estudio, se resolvió que las propuestas más convenientes para exploración son las de YPF para Puesto Pozo Cercado Occidental, Los Parlamentos y CNIII Norte, en los que la petrolera fue la única que presentó oferta. Mientras que en el área CN VII A obtuvo el mayor factor de adjudicación por sobre la firma El Trébol, que también ofertó por el área Loma Cortaderal-Cerro Doña Juana, donde sí quedó como preadjudicataria, por ser la única oferente.

En cuanto a explotación, de las tres empresas que pugnaron por Puesto Pozo Cercado Oriental, la petrolera Aconcagua Energía SA obtuvo un mayor puntaje en el factor de adjudicación, al igual que en el área Atuel Norte, en la que se impuso sobre GyG Oil Service SRL.

Por decisión administrativa de la Dirección de Hidrocarburos, Aconcagua Energía comenzará con una auditoría interna en Puesto Pozo Cercado Oriental antes de ingresar como adjudicataria del área, que actualmente es operada por Chañares Energía SA, hasta la fecha en que se entregue la concesión.

La finalidad de la auditoria se basa no sólo en agilizar el trámite de traspaso entre las empresas sino también en evitar poner en riesgo la operatividad del yacimiento hasta que se publique por decreto la adjudicación definitiva. Es que, desde el punto de vista técnico, resulta imposible paralizar o suspender la actividad de extracción, que se está realizando con normalidad.

Cabe recordar que el año pasado el Estado provincial le rescindió el contrato de concesión a petrolera por incumplir con los compromisos de inversión. La importancia de los decretos que reglamentarán los contratos es que sirven para regular 25 años de concesión para la explotación de las áreas.

Desde la Dirección de Hidrocarburos adelantaron que en noviembre se lanzaría nuevamente la licitación de las áreas que quedaron desiertas y de otras que se podrían incorporar a la ronda licitatoria.