El próximo lunes 31 de octubre vence el plazo para abrir las cuentas para depositar el efectivo que los contribuyentes quieran blanquear y, como siempre, los últimos días son los más activos.

Por eso, ante el aluvión de clientes, el HSBC ya decidió que abrirá las puertas de 23 sucursales el sábado, para atender a los rezagados. Además, el viernes 28 hay anunciado paro bancario, con lo cual los trámites del blanqueo se complicará aún más.

De las sucursales del HSBC que estarán abiertas, 18 se ubican en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, mientras que otras cinco están en Córdoba, Corrientes, Mendoza, San Juan y Salta. Los locales funcionarán de 10 a 13 y solo atenderán consultas para el blanqueo.

Hasta ayer había abiertas unas 50.000 cuentas en el sistema financiero y depositados unos US$ 2.000 millones. Sin embargo, hay plazo hasta el 21 de noviembre para depositar los fondos, siempre y cuando se haya abierto la cuenta bancaria antes del 31 de octubre. El dinero que se está exteriorizando hasta ahora promedia los US$ 100.000 por cuenta. En esta primera etapa de blanqueo de efectivo, los bancos estiman que habrá un piso de US$ 5.000 millones.

]]>