Bressia se sale del molde y lanza un merlot “fuera de serie”

Se trata de un opulento y magnífico tinto de aires franceses y personalidad muy argentina. Fue elaborado con una esmerada selección de uvas de altura y criado en barricas nuevas de robre francés y americano durante 4 años de paciente espera y cuidado.

Compartir

En una muy agradable cena realizada en Park Hyatt Mendoza, Walter Bressia presentó en sociedad su última inspiración: Bressia del Alma, un magnífico Merlot de cosecha 2012 elaborado con una esmerada selección de parcelas y barricas que representan la máxima expresión enológica de la bodega familiar.

Durante la velada se sirvió un exquisito menú que comenzó con una elegante recepción acompañada de Bressia Royale y la música en vivo del saxofonista Martín Sampere que dio paso a las palabras de bienvenida de Walter Bressia.

El primer plato se acompañó con Lágrima Canela X Cosechas, el sublime corte blanco (ícono de la bodega) que celebra sus diez primeras cosechas. El principal sirvió de excusa para degustar la estrella de la noche, Bressia del Alma Merlot, un opulento y magnífico tinto de aires franceses y personalidad muy argentina, fue elaborado con una esmerada selección de uvas de altura y criado en barricas nuevas de robre francés y americano durante 4 años de paciente espera y cuidado. Luego reposó en la cava familiar 24 meses más hasta estar preparado para su descubrimiento.

Tal vez lo que mejor lo defina es que, en palabras de Walter, “es un vino que no fuimos a buscar sino que nos encontró a nosotros”, lo que expresa fielmente la pasión y dedicación de toda la familia.

La velada cerró con una agradable sorpresa ya que, a los postres, se sirvió la nueva grappa Alma de Uva en un muy elegante packaging que hace justo honor a un destilado único y sumamente expresivo.