Casa Petrini: la nueva bodega con restorán, lodge y spa en Tupungato

Una nueva bodega se inauguró en Valle de Uco: Casa Petrini, sobre la ruta 89, en el kilómetro 11 en Tupungato, en el Paraje Agua Amarga, con un hotel de 8 habitaciones; spa; y Enrico, su muy buena propuesta gastronómica. / Por Oscar Pinco

Compartir

Ecovinos participó junto al Club Gourmet Mendoza de la primera visita a la recientemente inaugurada bodega valletana, tan flamante es que no llegaron a moler ahí en esta vendimia que acaba de finalizar. Y los #CaballerosDeLaBuenaMesa, siempre con el objetivo de difundir la buena gastronomía mendocina juntos a los excelentes vinos de la región, nos invitó a su encuentro del Mes de Mayo, con un almuerzo en Enrico, el restaurante de Casa Petrini.

El lugar, que posee una superficie de 45 hectáreas, se encuentra pasando la Bodega La Azul y el Río Las Tunas.

La inversión pertenece a la familia liderada por Eduardo Petrini, un empresario que en su momento estuvo ligado al fútbol, más precisamente a Boca, donde acompañó al presidente Mauricio Macri, y después actuó como funcionario en el área de la Vivienda en CABA cundo Macri era Jefe de Gobierno.

Úrsula Killian, gerente de Casa Petrini, le dijo a Ecovinos:

-Estamos en Tupungato, justo en el límite con Tunuyán, sobre la Ruta 89, “La Ruta del Vino”, en el kilómetro 11, entre el río Las Tunas y la Bodega La Azul. Estamos con un hotel de 8 cuartos, un spa que lo acompaña, y nuestro restaurante Enrico, y una bodega que va a estar abierta al Turismo a partir de junio para que la puedan visitar.

-¿El lugar es muy bonito y hay que hacerlo conocer?

-La finca tiene unas 45 hectáreas, la bodega está recién inaugurada, la finca ya tiene ocho años y hace una vendimias atrás que comenzó su producción. Estamos con el desafío de empezar a instalar nuestra propuesta de la hotelería y la gastronomía. La idea es afianzarnos con el producto Casa Petrini, con un servicio personalizado, e ir creciendo.

 

-¿Hablanos de la propuesta gastronómica?

-El restaurante Enrico ofrecemos un menú de tres pasos ($750 por persona) y otro de cinco pasos ($950) acompañados con nuestra línea de vinos; y próximamente en junio ya vamos a lanzar una carta para que el mendocino que sale los fines de semana tenga una propuesta gastronómica diferente y atractiva, para que pueda optar por un menú de pasos, o por la carta. Y los domingos vamos a tener nuestro “Menú Criollo”, con el asado tradicional, chivo a la llama, costillar, acompañado de ensaladas varias, y las clásicas empanadas y pasteles para comenzar, y el flan con dulce de leche y crema. La capacidad máxima es de 70 personas. Tenemos abierto todo el fin de semana, pero además estamos haciendo la apuesta de abrir los días de semana con una reserva previa de 24 horas, tanto para almuerzo como para cenas.

TAIPEI

-¿Y la hotelería?

La hotelería inauguramos en Pascuas, y precios varían entre u$s 180 y u$s 300 una doble, y está incluido el spa, todo lo que sea el uso de los baños sauna seco y húmedo, y dos duchas escocesas y le idea es ir sumando tratamientos especiales. Y ofreceremos un servicio de spa también para aquellos que quieran venir solo por el día. La arquitectura fue en un principio Eduardo Carletti y lo finalizo Enrique Palumbo.

El joven enólogo Ariel Angelini también dialogó con Ecovinos:

-Casa Petrini es un proyecto nuevo, innovador, fundado a la vera del Río Las Tunas donde tenemos 35 hectáreas de viñedos, y con una bodega que estamos estrenando de 250.000 litros. Estamos en el páramo Agua Amarga, en Tupungato, y aquí arrancamos en el 2013 con este proyecto en un desafío interesante plantando nuestro viñedos a la vera de un río en un lugar totalmente inculto.

TAIPEI

-¿Cuál es el perfil de los vinos a los que apuntan?

-Todo lo que hacemos es pensando nuestro terroir, en nuestro suelo, y estar junto a un río nos da una heterogeneidad muy grande en cuanto a suelos. A nosotros nos gusta decir que son vinos de ríos, hechos con mucha alma, pero también pensando en cada parcela para ver qué es lo que podemos sacar, y es por eso que nuestra bodega tiene pequeñas vasijas y está pensada para elaborar de forma muy secuencial cada una de nuestras parcelas.

-¿Hay un tema de restos de lava volcánica?

-Cuando empezamos a desmontar nos encontramos una parcela y tiene 2,50 ha con roca volcánica, es decir basalto, lava volcánica que fue cuando hizo erupción el volcán Tupungato, y se depositó en nuestra finca y le da un valor agregado increíble, y cuando nos encontramos con eso nos sorprendimos gratamente y tomamos la decisión de plantar en ese lugar y hoy tenemos un vino que precisamente se llama Malbec Roca Volcánica, un vino que sacó 96 puntos en Descorchados, es un vino con identidad.

-¿Además van a tener otro vino ícono?

-Nuestro vino icono se va llamar Imán lo estaremos lanzando en tres meses, y que también sale de esa parcela y que estuvo 12 meses en barrica, y es una partida muy limitada.

Úrsula Killian, gerente de Casa Petrini y el enólogo Ariel Angelini
Úrsula Killian, gerente de Casa Petrini y el enólogo Ariel Angelini