Responsable de Sueldos de TGA Auditores & Consultores

Con fecha de 14 de Febrero se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 128/2019 en el que se establece el adelantamiento de la suba del Mínimo no Imponible de las Cargas Laborales para una serie de actividades relacionadas a economías regionales del sector primario agrícola y algunas actividades incluidas en el sector industrial.

Las mismas se encuentran atravesando una situación económica financiera crítica, que obstaculiza el debido cumplimiento de las obligaciones impositivas y de la seguridad social.

De acuerdo a lo establecido por la Reforma Tributaria (Ley 27.430) sancionada en el año 2017, el importe completo de este mínimo iba a poder detraerse recién en el año 2022. Sin embargo, a fines del año pasado se decidió adelantar el plazo para el sector textil e indumentaria; y del mismo modo ahora se incluyen las actividades regionales.

Las actividades sujetas a este régimen se encuentran divididas por provincias según la economía regional de cada una de ellas. En el caso de Mendoza las actividades beneficiadas son las de “Cultivo de vid para vinificar – Elaboración de vino – Preparación de conservas de frutas, hortalizas y legumbre”.

Las actividades alcanzadas pertenecen a los sectores de cultivos, alimentos y bebidas, y muebles, entre otros. Estos empleadores se beneficiarán con un mínimo no imponible que se elevará de los actuales $ 7.003,68 a $ 17.509,20 por jornada completa.

De modo que estos empleadores podrán reducir la base de remuneraciones sujetas a Contribuciones de Seguridad Social en hasta $ 17.509 pero, además, se debe tener en cuenta que se deben respetar los topes mínimos de remuneraciones que establece ANSES para el cálculo de las Contribuciones Patronales al SIPA y al INSSJP (jubilaciones) e incluso también se aplica para la percepción de Asignaciones Familiares.

Actualmente este importe mínimo es de $ 3.237,98 por lo que si un empleado está sujeto a la detracción del importe mínimo no imponible total, esta detracción se limita a fin que la remuneración sujeta a contribuciones de seguridad social no sea inferior al tope mínimo fijado por ANSES.

También cabe aclarar que la detracción se aplica sólo a las Contribuciones de Seguridad Social, que es uno de los conceptos que se pagan a través del Formulario AFIP F931. La comunicación que establece que no se pagarán contribuciones por estos empleados es errónea, ya que el resto de los conceptos se pagarán normalmente.