El Banco Hipotecario, a través de su nuevo servicio BuhoBank, permite acceder a préstamos y créditos, como así también a hacerse cliente del banco, solo usando el celular. El nuevo servicio se enmarca es una continua puja de los bancos para aggionarse a un mercado que cada vez más demanda servicios digitales, mientras que las fintech vigilan desde cerca.

Este nuevo producto del Hipotecario permite que cualquier usuario pueda acceder a ciertos servicios del banco íntegramente desde su celular, a través de una operatoria que no excedería en principio los 10 minutos. Al ser 100% online, no es necesario acercarse al banco a firmar formularios. Los interesados simplemente necesitan tener su DNI a mano y algún dispositivo móvil con cámara de fotos, como un celular o una tablet. Para acceder a los servicios del banco, se le va a pedir fotos del frente y dorso del DNI y unas selfies para validar la identidad de la persona, para así poder dar de alta los productos a su nombre. Una vez habilitada la operación, la persona recibirá las tarjetas en su domicilio o en alguna sucursal del Banco, lo que le resulte más cómodo.

“Es parte de la transformación digital del banco. Es una estrategia necesaria que se enmarca un proceso que comenzamos a trabajar hace al menos 6 meses fuertemente. Estos son los primeros entregables que estamos sacando al mercado. La idea es que sea una forma de llegar a los clientes de forma innovadora, sin tanta fricción cliente-banco”, explicó Guillermo Mansilla, Gerente de Área de Banca Minorista de Banco Hipotecario. El nuevo servicio del Hipotecario ofrece caja de ahorro en peso y dólares, tarjeta de débito y crédito e incluso una cuenta corriente. La estrategia, según Mansilla, no está necesariamente enfocada en los jóvenes sino que “eran todos los clientes, el millón que tenemos, que pedían poder relacionarse con el banco por medios digitales”.

El servicio ya está activo y cuenta con más de 1.000 operaciones. “Vemos que la tasa de conversión y de tráfico es exponencial. También trabajamos en una actualización de la aplicación de Home banking, para que se pueda pagar con tarjeta, sacar préstamos y compra venta de moneda extranjera”, dice Mansilla, que afirma que el horizonte ahora es tener una actualización cada 15 días.

Es legítimo preguntarse si las estrategias tienen relación con la emergencia de las llamadas fintech. “No hay dudas que son competidores de los bancos tradicionales pero los desafíos que tenemos son diferentes. Los bancos ya cuentan con el activo más importante que son los clientes y también tenemos que nos adaptarnos más rápidamente a sus ventajas y sus formas de trabajo. La carrera está yendo muy rapido, el dia de mañana hay que estar preparado”, reconoce Mansilla. Para impulsar el alcance del servicio, ofrecen otros beneficios como 15% de descuento en Mercado Libre y en combustibles, además de un 25% en PedidosYa.

La clave es la tecnología

La tecnología que permite y habilita que los clientes puedan ser clientes del banco sin tener que hacer presencia en una sucursal a entregar la documentación y dar prueba de que ellos son, en efecto, los solicitantes se llama biometría. La tecnología biométrica es el reconocimiento y autenticación de los usuarios a partir de parámetros relacionados con su biología.

“El proyecto se completó en un tiempo récord de un mes”, dice Sebastián Stranieri, CEO de VU, una empresa de desarrollo de software argentina con 12 años de experiencia en el mercado. Por dentro, el sistema funciona a través de una API de reconocimiento de documentación que digitaliza; esencialmente, el DNI del potencial cliente. Esos datos se contrastan contra la base de información del Renaper, lo que genera más seguridad y confiabilidad al sistema; además de ser el diferencial respecto a otras soluciones biométricas de autenticación bancaria. “En paralelo, se hace reconocimiento facial y prueba de vida, para corroborar que la persona no es un fake o un video que quiere engañar al sistema”, explica Stranieri.

La tecnología que valida los documentos es un desarrollo propio de VU llamada Secure Onboarding Process que trabaja en conjunto con un motor biométrico de reconocimiento estándar. La última pieza de la implementación es API Gateway; de Amazon Web Services, que sirve para gestionar APIs a gran escala. “La alianza entre fintech y bancos tiene que seguir progresando porque las fintech se ocupan de problemas específicos que escapan al scope de los bancos. En servicios de fintech, nuestro principal cliente siempre es el banco”, contextualiza Stranieri. “Es un desafío, porque así como se accede con un click también se puede dar la baja con un click”, advierte el experto en tecnologías para finanzas.

No son pocos los bancos que se están sumando a esta tendencia. Banco Macro también incorporó biometría para gestionar el alta de clientes a través de su aplicación. Supervielle invirtió en soluciones de identificación para sus sucursales, particularmente de huellas dactilares. Galicia cuenta con una división permanente de pruebas y nuevos lanzamientos digitales llamada Move.