Crearon los “preservativos para vino” y ya vendieron por US$ 1 millón

Sin tener experiencia previa como emprendedores fundaron Wine Condoms en 2012 y este año proyectan facturar US$ 750.000.

Compartir

Comenzó como una broma, pronto fue tomando vuelo y finalmente se convirtió en un emprendimiento millonario. Laura Bartlett y su hijo Mitch Strahan crearon los “preservativos para vino”. Pero no se tratan de los típicos productos que pueden comprarse en una farmacia sino más bien de un soporte para poder trasladar una botella sin tapa y que no se desparrame. El negocio dio un vuelco luego de volverse viral tras un programa de televisión.

Una noche de 2012, Bartlett volvió a su hogar con una botella de vino a medio terminar. Para evitar cualquier tipo de incidente, envolvió el cuello con una bolsa de plástico y lo aseguró con bandas elásticas. “Parece un preservativo”, le dijo riendo Strahan a su madre cuando vio el life hack que había creado. “Fue divertido hasta que un día, varios meses después, él me dijo que quería hacerlo de verdad”, relató la emprendedora, en diálogo con CNBC.

Sin experiencia previa en comenzar un negocio desde cero –Bartlett trabajaba en un banco y Strahan era moza–, lo primero que hicieron fue iniciar una campaña de crowdfunding en Kickstarter con la cual llegaron a juntar US$ 10.000. En 2017, Wine Condoms vendió más de US$ 500.000 en sus productos, con Amazon como principal punto de venta, y esperan este año superar los US$ 750.000. Cada pack de seis condones reutilizables tiene un valor de US$ 15 a través del sitio de la empresa.

TAIPEI

“No podíamos producirlos en una fábrica de preservativos porque el verdadero packaging de los preservativos se realiza en la línea de ensamble, lo que no permite customizar los productos”, señaló Strahan. Entonces le encargaron a una productora de guantes que creara los moldes necesarios para poder utilizarlos en una botella de vino y a una compañía que realiza muestras de pastillas para que fabricara un packaging similar al de un preservativo.

En su primer año, el emprendimiento dio pérdidas. Pero aparecer en The Today Show en NBC y en el sitio británico LADbible generó una ola de ventas gracias a la viralización del producto. “No esperen que nadie les dé los planos (de cómo tener éxito). Nosotros pagamos mucho tiempo y dinero buscando estos planos y ahora estamos donde estamos porque no nos rendimos”, expresó Bartlett. Hoy, Wine Condoms cuenta con un depósito de 280 metros cuadrados en Dallas y superó el US$ 1 millón en ventas.