Llegan a Cuyo los primeros primeros vehículos eléctricos del país

Las primeras unidades patentadas se entregan la semana que viene y a fin de mes se las verá en las calles de San Juan.

Compartir

Desde fines de este mes ya no será extraño toparse en algún semáforo del centro con algún utilitario eléctrico en las calles sanjuaninas, tal como sucede usualmente en los barrios de París o en los alrededores del coliseo romano. Es que la semana que viene se presentan en Buenos Aires los primeros diez vehículos con esa tecnología que han sido vendidos y patentados en el país, y cuatro de esas unidades de última tecnología se vienen a San Juan. Un privilegio que se compartirá sólo con la provincia de Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires.

La empresa sanjuanina de servicios eléctricos Chiconi sumó a su flota de trabajo los cuatro flamantes furgones, y el próximo 15 de marzo su propietario, Sergio Chiconi, será uno de los tres empresarios argentinos que será premiado en un acto en el Planetario que organiza la fábrica Renault por tener el primer vehículo eléctrico que circulará en Argentina.

Las automotrices venían corriendo una carrera para ver quién era la primera en lograrlo y la marca del rombo se llevó finalmente los laureles con esta primera venta de la Kangoo ZE (cero emisiones) que inicialmente sólo apuntó a las empresas, no a particulares.

Chiconi contó que hace 5 años que se le metió entre ceja y ceja tener un vehículo eléctrico propio y ser de los primeros en Argentina en comprarlo para destinarlo a sus tareas de servicios eléctricos para la minería y para la distribuidora eléctrica de la provincia. Ese entusiasmo lo acercó a todas las automotrices que tenían proyectos, y jura que sabe cada problema y traba que tuvieron que sortear para lograr que las unidades fueran aprobadas.

“”El año pasado fuimos al salón del Automóvil y estuvimos probando las Kangoo Z y eran lo que yo pensaba, así que empece a trazar todo lo necesario para poder adquirirlas. Pero en el medio, Renault cambió el modelo y el lanzamiento que pensaban hacer el año pasado, tuvieron que volver a homologarlo en el INTI”, comentó el sanjuanino.

Finalmente los furgones salen a la calle este mes y el empresario se traerá los suyos a la provincia. Le costaron poco más de 600 mil pesos cada uno -el doble de la unidad convencional-, pero dice que lo recuperará pronto porque el vehículo no requiere mantenimiento y ahorrará porque el costo eléctrico que requiere le resultará más barato que el combustible. Al respecto, hay estudios que indican que gastan casi 10 veces menos que un naftero (ver recuadro). De todos modos habrá que esperar la boleta de luz para corroborarlo.

Como en la provincia no hay estaciones de recarga en la vía publica, los enchufará para recargarlos en su empresa. “”Haremos una plataforma de carga donde se cargaran durante 6 horas por la noche”, explicó. Cada unidad viene con un Wall Box, o “tótem” (transformador de pequeñas dimensiones) que se conecta a la red eléctrica normal para recargarle las baterías de litio que lleva debajo del habitáculo (ver infografía). Según explicó el empresario, en la ciudad tendrá una autonomía de 220 kilómetros, pero puede alcanzar a 270 km en ruta.

Además alcanza una velocidad máxima de 130 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 20,3 segundos. “”La versión 2018 tiene un sistema de recuperación de energía de última generación, que cada vez que se frena, se carga la batería de la camioneta. Es lo más innovador”, agregó Chiconi. De su experiencia al manejar el vehículo dijo que lo que más impactó es que no hace ningún ruido cuando está andando. Tiene garantía por 5 años, no posee caja de cambios, sólo acelerador y freno como los autos automáticos.

Más pesada

1.553 kilos pesa la Kangoo ZE, bastante más pesada que la versión convencional con motor de combustión diesel que es de 1.275 kilos. Es por el paquete de baterías de iones de litio que trae.

Cuestión de costo

Luego de un test drive de un auto eléctrico hecho el mes pasado, el diario Clarín difundió un estudio de costos que si bien no es de un furgón, brinda al menos una referencia. Un motor eléctrico consume una energía promedio de 15 kwh (kilovatios hora) cada 100 kilómetros. Con un precio del kw de $2, se gastaría unos $30 cada 100 kilómetros.

El mismo auto a nafta requiere unos 8 litros cada 100 km. Tomando como ejemplo una nafta premium a $29, cada 100 kilómetros son $232. Suponiendo una autonomía de 250 kilómetros del eléctrico, se precisan $70 contra $580 para un naftero. Fuente: Diario de Cuyo