El Grupo Galileo inaugura la primera central termoeléctrica en Mendoza

La compañía generadora Methax, del Grupo Galileo, inaugurará el próximo viernes su nueva central termoeléctrica en la localidad de Anchoris, en Luján, emprendimiento que demandó la inversión de 67 millones de dólares.

Compartir

El 15 de septiembre, Methax, la compañía generadora del Grupo Galileo, inaugurará su nueva central termoeléctrica en la localidad de Anchoris, Provincia de Mendoza. El acto contará con la presencia de las autoridades provinciales, encabezadas por el
Gobernador Alfredo Cornejo.

La nueva central estará alimentada por gas natural proveniente de pozos no conectados a los gasoductos y localizados en la zona de Malargüe. Se trata de gas natural argentino que no podía ser aprovechado con la tecnología disponible y que ahora será licuado directamente en los pozos para ser llevado a la central en camiones equipados con cisternas criogénicas, una
modalidad de transporte de gas natural licuado (GNL) que se define como Gasoducto Virtual.

La experiencia es inédita a nivel mundial y su ingeniería ha sido desarrollada por Galileo Technologies, la compañía fabricante de equipos de compresión y transporte de gas del Grupo Galileo. La principal virtud de la solución desarrollada es no se requiere de grandes volúmenes productivos en los pozos ni de elevados niveles de demanda del lado del consumo para que la
explotación y el transporte de gas natural sean operaciones económicamente viables, a diferencia de lo que ocurre con los gasoductos convencionales.

Este cambio tecnológico permitirá aprovechar el gas disperso y difícil que no podía ser contabilizado como reserva y servirá de estímulo a la producción de hidrocarburos en áreas remotas, ya que ahora será posible capturar el gas natural desde el primer minuto de los períodos de testing de los pozos.

Gracias al gas disperso, una vez puesta en marcha, la nueva central aportará 41 megavatios (MW) que cubrirán las necesidades de 125.000 mil personas en la Provincia de Mendoza y/o podrán inyectarse directamente en el Mercado Mayorista Eléctrico, dependiendo de las necesidades de la red.

Los beneficios también serán ambientales. Al utilizar gas natural en lugar de diésel, esta central impulsada por GNL generará energía eléctrica con un 30% menos de emisiones de dióxido de
carbono (CO2).

“Hace 15 años que no se incorporaba potencia eléctrica en la provincia y lo estamos haciendo en asociación con la inversión privada, con tecnología nacional y con gas que hasta ahora no
llegaba a los consumidores”, señaló Pablo Magistocchi Vicepresidente de EMESA (Empresa Mendocina de Energía SA), la compañía que el estado provincial integra junto a sus municipios.

En la realización del proyecto, el Grupo Galileo ha invertido 100 millones de dólares en desarrollo y fabricación de equipos y en la construcción de la central, cuya obra llevó nueve meses y empleó a 150 personas.

GNL también para llevar gas natural a nuevos consumidores
Con vistas al mediano plazo, la asociación entre la producción de GNL en los pozos y Gasoducto Virtual permitirá inyectar nuevo gas en los gasoductos troncales, así como también distribuirlo con una logística idéntica a la de los combustibles líquidos.

Esto último permitirá gasificar a poblaciones aisladas en zonas rurales, a las que sería imposible llevar gas de otra forma, y reemplazar a los combustibles tradicionales, más contaminantes y costosos, en el transporte de cargas y en consumos de alta potencia.

“Nuestros próximos objetivos son la gasificación de comunidades y promover el consumo de GNL en el transporte pesado; la inauguración de esta central es el primer paso de lo que nosotros denominamos Gas de Tercera Generación o Gas 3.0.”, señaló Osvaldo Del Campo, Presidente y CEO de Galileo. “Al independizar al gas natural de los gasoductos, podemos aprovechar múltiples fuentes gas que hasta ahora eran inalcanzables”, concluyó Del Campo.