El Valle de Uco tendrá su primera sala de cine en 3D

En diciembre pasado quedó inaugurado el auditorio municipal en Tunuyán, con 575 butacas. Luego de los espectáculos que hubo para su inauguración, el Auditorio Municipal de Tunuyán comenzó hace unas semanas con su ciclo de verano, que incluyó obras de teatro de elencos mendocinos, tanto para espectadores adultos como para los más chicos, y también […]

Compartir

En diciembre pasado quedó inaugurado el auditorio municipal en Tunuyán, con 575 butacas.

Luego de los espectáculos que hubo para su inauguración, el Auditorio Municipal de Tunuyán comenzó hace unas semanas con su ciclo de verano, que incluyó obras de teatro de elencos mendocinos, tanto para espectadores adultos como para los más chicos, y también recitales de rock y proyección de películas.

Mientras tanto, se está trabajando en los detalles que restan para que en poco tiempo más el espacio se convierta también en la primera sala de cine 3D del Valle de Uco.

De acuerdo con los tiempos que les han planteado desde el Incaa, a fines de marzo el Auditorio Municipal ya se pondría a punto para que funcione como el primer cine de avanzada en la región. A la par, trabajan en la organización de otras propuestas relacionadas al séptimo arte, como un ciclo de cine regional y un concurso de cortometrajes.

La idea es que sea un centro cultural “para todos los gustos” –como especificaron– es el objetivo de la Comuna, que lo administra y que, además, buscará darle lugar a artistas locales para generar propuestas de costos más accesibles.

“Queremos que este elefante se autoabastezca”, dijeron desde la municipalidad y detallaron que a las contrataciones de obras de renombre las están haciendo directamente con las productoras y sin intermediarios, con una ganancia a porcentaje.

Sala modelo

Ubicado en pleno centro tunuyanino, detrás del centro de congresos y exposiciones Carlos Alonso y a dos cuadras de la plaza principal, el gran edificio que cubre 1.800 metros cuadrados sobresale en la calle Alem al 745.

A la vista se presenta como una obra de primer nivel y ya hacia el interior, quedan expuestas algunas de las ventajas por las que está en la mira de varias productoras nacionales para que lleguen grandes espectáculos al Valle de Uco.

Lo que les sirvió para que el Instituto Nacional de Cine y Artes Visuales decidiera abrir allí una sala de cine es que cuenta con 575 butacas ubicadas de forma tal que no existen puntos muertos de visión, hay espacio para sillas de ruedas y butacas para personas con obesidad.

Además, la boca del escenario es de 14 metros y de una altura de 8 metros, con telón eléctrico de apertura a la americana, con cámara negra total, ciclorama, varas para escenografía y parrilla de montaje en altura.

Sobre lo que no está a la vista de cualquier espectador recaen los otros detalles que la hacen una sala ideal para todo tipo de eventos: un tratamiento acústico y lumínico de vanguardia, con un escenario equipado con iluminación teatral y sonido lineal de última generación.

Detrás del escenario se ubican camarines para grandes compañías teatrales y otros para primeras figuras, sobre los hombros del escenario, además de buffet y sala de estar para los artistas.

De acuerdo con los tiempos que les han planteado desde el Incaa, a fines de marzo el Auditorio Municipal ya se pondría a punto para que funcione como el primer cine de avanzada en la región. A la par, trabajan en la organización de otras propuestas relacionadas al séptimo arte, como un ciclo de cine regional y un concurso de cortometrajes.