Glovo, una app que permite comprar, recibir y enviar cualquier producto en la ciudad en minutos, estará disponible en Mendoza desde el 21 de enero próximo.

De esta forma la compañía continúa expandiéndose por el país, superando los dos millones de pedidos y posicionándose como la aplicación de delivery con más descargas en el 2018, con más de un millón y medio de downloads.

La plataforma que llegó a la Argentina a comienzos del año pasado, se consolidó rápidamente con más de 650 comercios adheridos y cerca de 10.000 Glovers registrados y 8.000 activos. Glovo se destacó por ser la primera empresa en ofrecer al público una solución de logística que no existía en el país, haciéndole la vida más fácil a sus usuarios.

Glovo permite que tanto personas como organizaciones pueden pedir cualquier cosa y recibirla en minutos. La plataforma, que llegó al país para resolver los problemas del día a día, permite comprar, recibir y enviar cualquier producto de su ciudad.

Sus “glovers” se manejan principalmente en bicicleta o moto y buscan resolver rápidamente las situaciones cotidianas. La app dispone de diferentes categorías donde se destacan Lo que sea, Restaurantes, Snacks & Bebidas, Farmacias, Regalos, y Mercados.

¿Cómo funciona?

El usuario deberá descargar la app (gratuita) desde Google Play o Apple Store, o acceder vía online a través de https://glovoapp.com, registrarse y en pocos minutos podrá pedir lo que quiera. Una vez realizada la solicitud, el cliente puede ver, mediante geolocalización, que mensajero llevará su pedido y el recorrido que éste realizará, todo en tiempo real.

Actualmente, Glovo tiene presencia en las ciudades de Córdoba, Rosario y Buenos Aires, incluyendo La Plata, y ciertos barrios de Capital Federal: Belgrano, Palermo, Recoleta, Colegiales, Villa Crespo, San Telmo, Microcentro, Núñez y Villa Urquiza.

La empresa, creada por el joven español Oscar Pierre, se inspiró en el modelo de negocio americano y en aplicaciones como Airbnb o Uber. Con la idea de “colaborizar el tiempo” basado en la economía on-demand, Pierre conoció a Sacha Michaud, quien se convirtió en su socio y co-founder.