Ser innovador en el ámbito empresarial es un atributo cada vez más valorado en cualquier parte del mundo, ya que una organización que cuente con perfiles de esta característica puede crear productos y servicios capaces de marcar un diferencial sobre los competidores.

Tan importante es este concepto que a nivel global hay firmas que se encargan de investigar en dónde pueden encontrarse esas “semillas” con potencial para adicionarles un sello distintivo a una firma.

Otras se ocupan de clasificarlas y elaborar ránkings de innovación, como es el caso de la revista de negocios norteamericana Fast Company.

En su último listado relativo a América Latina, que se publicó esta semana, aparece una empresa argentina: Cliengo, nada menos, que en el puesto número 6. Se trata de una firma con 25 empleados que desarrolla chatbots para pequeñas y medianas empresas.

En 2018, la compañía lanzó Cliengo Live, compatible con WhatsApp, una plataforma que ayuda a los equipos de ventas a encontrar clientes potenciales a través de los bots para atenderlos por este medio con mayor eficacia.

Fundada hace tres años, la solución ya es utilizada por más de 10.000 empresas de 22 países, mantiene conversaciones mensuales con más de un millón de clientes y, según datos de la firma, mejora el índice de conversión en un 80%.

“Es muy satisfactorio compartir un ranking con empresas que admiramos. Hemos sido incluidos porque logramos hacer simple algo muy valioso para las compañías”, remarca Andrés Snitcofsky, cofundador y Director General de Cliengo.

En diálogo con iProUP, agrega: “En nuestro caso, la innovación está dada por simplificar el contacto de las marcas con sus clientes”.

A priori, todos los chatbots del mercado son similares: cuando alguien le hace una consulta, responden en lenguaje natural en base a datos precargados. Sin embargo, Snitcofsky comenta que el de Cliengo es diferente.

“En primer lugar, la mayoría de los chatbots tienen que ser configurados y hay que cargarles toda la información para que respondan. Se trata de dos procesos que toman tiempo. En cambio, el nuestro es muy fácil de usar y se integra con la mayoría de las herramientas que utilizan las empresas, como CRM y WhatsApp”, explica.

Según el directivo, para empezar a usarlo solo hay que hacer un trámite muy sencillo: pegar un código en un sitio web.

“Nosotros trabajamos con plantillas de conversaciones, por eso enseguida queda operativo. Por otra parte, gracias al uso de machine learning le sugerimos temas al propietario del website para que le agregue información al chatbot”, remarca el emprendedor.

“En total, Cliengo puede estar funcionando en no más de 10 minutos. Y esto marca una gran diferencia con otras propuestas que requieren de flujogramas y árboles de decisión muy complicados”, asegura.

Snitcofsky remarca que su herramienta para crear chatbots es tan sencilla que podría compararse a lo que hace Wix para la creación de sitios web, que permite hacerlo de forma rápida y sin conocimientos previos.

Si bien Cliengo se caracteriza por atender pequeñas y mediana empresas, también tiene como clientes a grandes corporaciones y apunta a seguir creciendo dentro de este segmento.

Actualmente, ofrece varios tipos de planes. Para las firmas más chicas, contempla una propuesta sin costo que incluye hasta 10 contactos efectivos por mes.

En cuanto a los planes pagos, el inicial cuesta u$s29 mensuales e incluye hasta 100, entendiendo como tal a las conversaciones en las cuales el cliente dejó los datos personales que a la empresa le interesa conocer.

“Algo importante es que el 95% de las conversaciones tienen puntaje positivo, porque los usuarios, al finalizar la experiencia, así nos votan”, agrega el ejecutivo. Fuente: Iprofesional