Impulsan la instalación de una fábrica de cerveza artesanal y un hostel en Las Cuevas

La municipalidad de Las Heras pretende reinstalar en ese paraje su mística, su historia y esencia a través de la reactivación de obras en el lugar.

Compartir

Las Cuevas, ese pueblo mítico de Las Heras que oficia de despedida y bienvenida a la vez cuando uno atraviesa el túnel Cristo Redentor en un viaje a Chile, de a poco resurge del olvido.

Es que una vez incluido en el programa nacional Pueblo Auténtico junto con otras siete localidades del país, Las Cuevas revive gracias a la gestión turística de la Municipalidad de Las Heras, que pretende reinstalar allí su mística, su historia y esencia a través de la reactivación de obras en el lugar.

Por lo pronto comenzó una limpieza de la zona que hasta ahora colectó 35 toneladas de escombros y 18 toneladas de basura, entre la que se encontró un pedazo de alerón de un avión.

Así lo contó Guillermo Barletta, director de Turismo de Las Heras, ayer durante el lanzamiento de la campaña Las Heras Verano 2018.

Propuestas turísticas, deportivas y culturales surgen del calendario estival que preparó el Municipio tanto para los lasherinos como para los visitantes. Por ello, en el imponente Campo Histórico El Plumerillo junto a Barletta estuvieron la directora de Cultura, Laura Fuertes; el director de Deportes, Eduardo Martín; el intendente Daniel Orozco y los funcionarios provinciales Diego Gareca (Cultura), Federico Chiapetta (Deportes) y Marcelo Reinoso (Ente Autárquico de Turismo).

“Queremos reflotar alta montaña, tantos años abandonada. Hay que poner en valor toda la montaña mendocina, que lleva mucho tiempo de olvido. Para poder resolver los problemas turísticos había que empezar por los problemas estructurales del lugar. Y así empezamos con el Plan de Reordenamiento Turístico de Alta Montaña”, explicó el director de Turismo, mientras su par provincial, Reinoso, acotó: “Los pobladores se han unido, estamos contagiando las ganas de hacer esto posible. Y lo estamos logrando entre todos. Queremos que ese corredor desde Polvaredas hasta Las Cuevas sea el centro de montañismo de los Andes para nuestra región”.

Por su patrimonio histórico, arquitectónico y cultural, Las Cuevas es el confín mendocino, la última poblada cordillerana ubicada al ingreso del Túnel Internacional Cristo Redentor. Hoy cuenta con 60 camas en su capacidad hotelera, y en pocas semanas habrá novedades.

Según anticipó Barletta, “llamaremos ya a licitación para reacondicionar dos edificios del lugar que hoy están deshabitados. Allí queremos instalar por ejemplo una destilería de whisky o cerveza artesanal y un hostel en otro, o sea que los proyectos se adecuen al perfil de Las Cuevas, a su origen y tradición”.

También abrirán pronto un espacio con infraestructura para baños públicos que funcionará en horario del túnel. “Y queremos poner en valor la vieja estación de ferrocarril e incluso levantar edificios destruidos, pero bajo su misma concepción”, añadió el funcionario. Para los llamados a licitación estiman desde la Municipalidad un plazo de 60 días.

La idea es que todo ese corredor reviva turísticamente, con un desarrollo ambiental sustentable que incluye Puente del Inca. “Vamos a reordenar tanto los puestos artesanales como los gastronómicos. Queremos hacer unas pasarelas para que acerquen al turista”, dijo Barletta.