La aceleradora de proyectos Embarca apoyará a emprendimientos locales

La primera aceleradora de Mendoza, recientemente reconocida en el Foro Argentino de Inversiones, inició el llamado para las startups de base tecnológica, que deseen postularse a sus programas de preaceleración y aceleración.

Compartir

Todo emprendimiento necesita impulsos estratégicos para llegar a sus objetivos, y establecer pautas de trabajo que seguramente serán el sello de un modelo de negocio que a futuro dé grandes frutos. Por eso, Embarca abre su convocatoria a todos los interesados en ampliar sus horizontes y despegar de la mano de sus programas.

En el primer programa, de preaceleración, ingresan los emprendimientos que estén en etapa de ideas, a los que durante el periodo de 4 meses se les brindará la ayuda para convertir estas ideas en un producto mínimo viable.

En el segundo, de aceleración, los miembros del proyecto deberán dedicarse full time durante 4 meses y los proyectos recibirán fondos en carácter de inversión, acompañados con un programa de mentorías.

Las aceleradora crean un fondo de inversión que diversifica el riesgo entre todos los emprendimientos y se queda con el 10% de cada empresa que invierten un promedio de 100k u$s.

El fondo es aporte de inversores privados que apuestan al desarrollo emprendimiento locales. En el fondo Embarca F1 es una convocatoria de inversión participativa y abierta al público.

¿Cómo hacer para participar de la convocatoria?

Los interesados en sumarse a los programas de Embarca, tiene tiempo de aplicar hasta el próximo 18 de febrero, ingresando a: https://www.f6s.com/embarca dónde podrán encontrar todas las bases referidas a dicho llamado.

Más información: belu@embarca.tech

Sobre los objetivos de una aceleradora

Principalmente se abocan a impulsar startups u otras empresas que están iniciando su camino empresarial. El origen de las aceleradoras de startups se remonta al 2005, cuando en EEUU apareció Y Combinator en Cambridge Mass, que posteriormente se trasladó a Silicon Valley con Paul Graham. A estas startups le siguieron otras destacadas como TechStars en 2006 y Seedcamp al siguiente año.

Este tipo de compañías, contienen una serie de convocatorias y plazos para diferentes tipo de actividades, tales como: mentorización, formación intensiva, educación digital, tutorización por parte de la aceleradora.

Una vez que finaliza esta gran fase de crecimiento dentro del programa, se da lugar a un Demo Day, en el que los protagonistas de las aceleraciones, realizan un pitch público para exponer el crecimiento de la empresa.

Las aceleradoras principalmente están enfocadas a empresas de base tecnológica aunque cada vez se están ampliando los horizontes para otros ámbitos. Por otro lado, vale destacar que su capital, puede ser de naturaleza pública o privada.

¿Qué características tiene una aceleradora?

Como mencionamos al principio, las startups son seleccionadas y admitidas en distintas convocatorias.
Al contar con el apoyo de una aceleradora, se puede tener el soporte y mentorías de la mano de empresarios ángel del sector.

Habitualmente ofrecen un espacio de trabajo al mejor estilo cowork, para todos los tutorados. En el proceso de aceleración, es primordial es contacto directo y asiduo con los responsables de la aceleradora.

A pesar de la competitividad las convocatorias a sus programas, siempre están abiertas para todo tipo de empresas.

La inversión semilla que suele realizar una aceleradora en una startups se suele intercambiar normalmente por acciones de la misma.

Las aceleradoras suelen destinar sus consejos de mentorías hacia grupos pequeños, no sólo hacia únicas personas. Esto se debe a que consideran que una persona no puede abarcar todo el trabajo que conlleva sacar adelante una startup.

Las startups deben “graduarse” al acabar la promoción que dura entre 3 y 6 meses. La finalización del programa es el denominado “Demo Day”. Se trata de un día en el que las startups ponen en práctica todo lo aprendido en el programa presentado sus proyectos a los inversores.