Una gran preocupación causa en el sector industrial petrolero la disminución de la producción de crudo en Mendoza que se viene registrando desde hace un tiempo, como también “la falta de respuestas necesarias a la problemática que se ve por parte del Gobierno provincial, que incluye el desfinanciamiento de los controles ambientales respectivos”.

Así lo alertó el diputado nacional Guillermo Carmona, presidente del Partido Justicialista de Mendoza, quien -basado en las estadísticas oficiales- denunció: “Está cayendo la producción petrolera y nadie se hace responsable. Es una baja histórica por la cual el Gobierno provincial, en vez de acusar recibo, deslinda responsabilidades en factores que no corresponden”.

Y detalló: “En el sistema de concesiones, cada empresa que ganó una licitación tiene un pozo adjudicado por el cual se compromete a alcanzar una producción determinada, a riesgo de perder el contrato respectivo. En este contexto, el Gobierno provincial no está haciendo los controles respectivos y, por lo tanto, la producción petrolera cayó el 4% en el 2017 respecto del 2016 y el 3,5% en el 2018 respecto del 2017, a pesar de que en Mendoza empezó el fracking paulatinamente”.

Con este panorama, el legislador que representa a nuestra provincia en el Congreso nacional advirtió: “La Provincia debe exigir el cumplimiento de las inversiones a las que se comprometieron las empresas concesionarias del petróleo, sobre todo considerando que simultáneamente, desde el 2015 hasta hoy, Neuquén ha recibido más de 24.000 millones de dólares en inversiones de ese tipo y Mendoza no ha recibido nada”.

De esta manera, afirmó categóricamente: “Hay una completa desidia respecto de lo que está pasando con el petróleo, además de que las autoridades eliminaron el fondo 232, que es de donde sale el dinero para efectuar los controles ambientales. Por lo tanto, estos no tienen presupuesto designado en Mendoza”.

Números del 2018, más bajos que en el 2014

En este derrotero se destaca que los números de la producción petrolera del 2018 son más bajos que en el 2014, en contraposición con otras provincias. De hecho, así resalta en las estadísticas oficiales que regularmente publica la Administración Tributaria Mendoza (ATM) en relación con la actividad local.

Las mediciones arrojan que la producción anual fue de 4.353.001 metros cúbicos en el 2014, de 4.593.334m3 en el 2015, de 4.656.350m3 en el 2016, de 4.479.560m3 en el 2017 y de 2.900.444m3 en el 2018 (hasta agosto).

Curiosamente, este último declive segmentado de enero a agosto del año pasado es casi similar al mismo período del 2014, cuya producción fue de 2.881.406m3, a su vez muy por debajo de la registrada durante los mismos ocho meses del 2015, con 3.027.574m3; del 2016, con 3.126.118m3, y del 2017, con 2.946.322m3.

Simultáneamente, al desagregar los datos por cuencas petrolíferas provinciales queda evidenciada la misma tendencia oscilante aunque finalmente a la baja.

Es que la producción petrolera en Mendoza Norte fue de 1.696.655m3 en el 2014, de 1.610.393m3 en el 2015, de 1.578.497m3 en el 2016, de 1.504.165m3 en el2017 y de 940.587m3 hasta agosto del 2018.

Por su parte, en Malargüe Norte fue de 491.582m3 en el 2014, de 726.408m3 en el 2015, de 801.473m3 en el 2016, de 815.734m3 en el 2017 y de 508.596m3 hasta agosto del 2018.

Y en Malargüe Sur fue de 2.164.764m3 en el 2014, de 2.256.533m3 en el 2015, de 2.276.380m3 en el 2016, de 2.159.661m3 en el 2017 y de 1.451.260m3 hasta agosto del 2018.