Reciba diariamente nuestro Newsletter con las mejores noticias de economía y negocios de Mendoza y la región.

Suscríbase aquí

La textil brasileña Vicunha invierte $ 220 M en San Juan y se amplia

La brasileña Vicunha Textiles, uno de los principales fabricante de denim (tela para jeans) del mundo, empezó a edificar en el departamento de Pocito (San Juan) una nave de 3.300 metros cuadrados para ampliar en el mismo sitio la planta que la compañía posee desde el 2011 en la ruta 40, entre calles 7 y 8, […]

Compartir

La brasileña Vicunha Textiles, uno de los principales fabricante de denim (tela para jeans) del mundo, empezó a edificar en el departamento de Pocito (San Juan) una nave de 3.300 metros cuadrados para ampliar en el mismo sitio la planta que la compañía posee desde el 2011 en la ruta 40, entre calles 7 y 8, en Pocito; la cual planean terminar a fin de año.

La ampliación en curso albergará la línea de teñido de denim, una tarea que la firma tercerizaba y que ahora concentrará en la fábrica sanjuanina, para lo cual decidió una inversión de $220 millones con capitales propios.

Aunque por ahora no aumentará su capacidad de producción, la empresa precisará más brazos para operar el denominado ‘Tren de teñido continuo integral de índigo’ una maquinaria proveniente de Italia que será la más moderna que posea el grupo y que quieren poner a funcionar en febrero de 2018. ‘Para entonces tendremos que incorporar inicialmente 50 nuevos puestos de trabajo a los 380 operarios que trabajan actualmente‘, anticipó a Edy Bataller, el gerente Administrativo de Vicunha San Juan.

La inversión

220 millones de pesos es la inversión que desarrolla Vicunha en San Juan para la construcción de una nave y la incorporación de maquinaria e instalaciones de última generación.

O sea, dentro de medio año planean aumentar un 13% su plantilla de personal. No es poco para una provincia que tradicionalmente no cuenta con un perfil textil, pero que de a poco y en forma sostenida en los últimos años va gestando un nuevo polo en el rubro. ‘En la obra civil actual estamos empleando más de 40 personas en forma indirecta, por un contrato de trabajo efectuado con una empresa constructora sanjuanina‘, explicó el gerente local. Este último dato agrega un plus de valor a la provincia que arrancó el 2017 con cifras negativas en consumo de cemento y construcción, y que recién en los meses de mayo y junio logró revertir la tendencia, según cifras oficiales.

Con esta nueva línea en funcionamiento estará prácticamente completo el ciclo de fabricación de denim, aunque en Vicunha dicen que aún les faltará una pieza clave, la hilandería. La producción local de la compañía es sólo para abastecer el mercado interno, con clientes locales como Angel Zoberman o las conocidas marcas de jean Lee, Wrangler o Uniform, entre otras. En gabardina fabrican telas rígidas y elastizadas para pantalones.
Trabajadores

430 es la planta de personal que promete tener la empresa textil a principios del 2018, con la incorporación de 50 puestos de trabajo a los 380 existentes actualmente.

La empresa terminó de construir una sala de 500 m2 para ‘torsionado’ de hilos, y que ha adquirido tres predios vecinos, colindantes, para ampliar su espacio físico y poder desarrollar en el futuro sus nuevos proyectos de diversificación y crecimiento (el dato del tamaño y el destino lo reservan para contárselo a las autoridades provinciales). Vicunha nació en 1967 y es una de las productoras mundiales de tela.

En 2011 compró la fábrica local Ullum y desde entonces ahora va por su tercera inversión. La anterior y más importante a ésta fue en 2015 cuando desembolsó U$S 33,6 millones y elevó al doble su capacidad de producción, de 850 mil a 1,5 millones de metros por mes. Entonces creó un centenar de puestos de trabajo.

Expectativas optimistas

Si bien el sector textil viene a los tumbos en el 2017, los directivos de Vicunha dicen que siguen apostando con más inversiones porque tiene expectativas optimistas para el futuro del país, a mediano y largo plazo.

‘Es cierto, está muy comprometida la situación, para poder ser eficiente hay que mirar muy cuidadosamente los costos, sobre todo los laborales, porque no se puede competir con países como India, Pakistán o China donde la mano de obra es muy barata y con otra realidad diferente‘, dijo Edy Bataller.

‘La industria textil está mal, pero tenemos la suerte de que nuestro grupo empresario tiene esperanzas y el anhelo de que Argentina cambie y crezca, por eso está apostando a realizar inversiones‘, aseguró el directivo local.