Reciba diariamente nuestro Newsletter con las mejores noticias de economía y negocios de Mendoza y la región.

Suscríbase aquí

Laura Catena: “La cosecha 2017 es la mejor de los últimos 20 años”

La directora de Catena Zapata emitió un informe sobre la cosecha 2017. Describe rendimientos bajos debido a heladas moderadas en el Valle de Uco, Cosecha temprana y balance perfecto. ¿Por qué es su cosecha preferida desde 1995?.

Compartir

Luego de la Cosecha 2016, la más fría y escasa en tres décadas, debido al fenómeno El Niño, los productores de Mendoza estuvieron de luto, ansiando que la próxima fuese una cosecha mejor. Pero es la Naturaleza la que decide, y en el 2017, tuvimos otra añada de rendimientos bajos – especialmente en el Valle de Uco, donde se sitúan la mayoría de los viñedos de nuestra familia.

Las heladas de primavera, provocadas por un clima más seco y ligeramente más frío de lo habitual, redujeron los rendimientos, y la producción de Malbec en el Valle de Uco cayó un 55%.

Nuestro delicado Malbec reacciona ante los cambios climáticos bajando drásticamente los rendimientos. Así, podemos entender muy bien por qué los bordeleses de fines del siglo XIX decidieron reemplazar el Malbec de sus viñedos Grand Cru por variedades más robustas, como el Cabernet Sauvignon y el Merlot.

Sin embargo, estamos encantados con la concentración, los explosivos aromas y la excelente acidez resaltada por el clima frío. Luego de probar los vinos en la bodega en abril de este año, puedo decir con honestidad que esta es posiblemente nuestra mejor cosecha desde que empecé a trabajar formalmente con mi padre en 1995. Y si alguien alguna vez dijo que los rendimientos no importan, esta añada demuestra todo lo contrario. En condiciones de clima seco y moderado, los rendimientos bajos confieren mayor concentración, cuando una helada reduce la producción sin diezmarla.

Invierno (Junio, Julio y Agosto 2016)

Luego de una añada 2016, fría y lluviosa, influenciada por el fenómeno El Niño, en junio paró de llover, y las precipitaciones fueron menores de lo usual. Sin embargo, las copiosas nevadas en los Andes produjeron un aumento del nivel de los glaciares andinos que alimentan nuestros viñedos. El invierno fue moderado, con temperaturas levemente más cálidas de lo habitual.

Primavera (Septiembre, Octubre y Noviembre 2016)

La primavera, seca y fría, creó el ambiente necesario para las heladas (la helada es más común cuando hay poca humedad), reduciendo la producción en un 25% en toda la provincia, con un impacto mayor en el Valle de Uco, sobretodo en el Malbec, cuyos rendimientos se redujeron entre un 40 y un 60%. A fines de noviembre se produjeron lluvias, y durante diciembre y enero el clima estuvo ligeramente más húmedo de lo usual. Para ese entonces los rendimientos ya se habían reducido significativamente y el ligero aumento de la humedad resultó beneficioso para las vides, disminuyendo la necesidad de irrigación.

Verano (Diciembre 2016, Enero y Febrero 2017) y Otoño (Marzo, Abril y Mayo 2017)

Los rendimientos bajos en el Valle de Uco y la cosecha temprana (dos semanas adelantada) acortaron la temporada de cosecha– todos estaban muy, muy cansados a fines de marzo. Durante los meses de cosecha, en Enero y Febrero, hubieron menos lluvias de lo habitual, y cuando empezaron las fuertes lluvias a fines de Marzo y Abril, afortunadamente ya habíamos levantado casi toda la cosecha. Un verano moderado nos permitió relajarnos después de las heladas primaverales y no tuvimos lluvias significativas durante los meses cruciales de cosecha.