Los Agostino lanzan un ambicioso plan para reactivar bodega O.Fournier

Los nuevos dueños de la bodega ubicada en San Carlos proyectan relanzar el restorán en octubre y avanzar con la construcción de un hotel entre viñedos. Detalles de un plan que busca recupera el esplendor de una de las bodega más importantes del Valle de Uco. / Por Oscar Pinco

Compartir

Relanzan en octubre el restorán de la Bodega O. Fournier, y tienen previsto construir un hotel entre viñedos el año próximo en los alrededores de la bodega, le confirmó a EcoVinos Alfredo Matilla, gerente general de Finca Agostino, empresa que compró O. Fournier.

En ese sentido, el ejecutivo que ocupa ese puesto desde 2014, explicó:

-A partir de incorporar O Fournier, ambas compañías se mantienen de forma totalmente independiente. Finca Agostino tiene su afincamiento en Barrancas, Maipú, y además tenemos una finca en San Carlos, lo que nos acercó a O Fournier. Ya que empezamos a pensar en elaborar esas uvas en aquella zona, de ahí vino la relación con Fournier y siempre fue un poco el objetivo tratar de ir expandiéndonos, y de tener una pata puesta allí en Valle de Uco, y de ahí vino la relación con Fournier, ya que siempre pusimos foco en esa zona como una alternativa más de lo que nos dan los diferentes terroirs. Y O Fournier ha significado esta expansión del proyecto de la familia Agostino.

–  ¿Y a qué apuntan con esa incorporación?

-Es sumar otra zona, otro nivel de vinos y de marcas, con otro estilo y con otra identidad. Por eso la idea es mantener las dos compañías separadas, con algún punto en común, y mantener una sinergia, pero por el momento vamos a mantener bien conservadas las identidades de cada una.

-¿Y mantienen la dirección técnica enológica?

-José Spisso, que está desde el inicio en el proyecto liderado por los expropietarios, hoy se queda como el referente enológico del proyecto Fournier.

-¿La Bodega O Fournier es impactante y ha recibido muchos premios por su arquitectura?

-Siempre estuvimos impactados por lo que era Fournier, sobre todo con esa parte edilicia y con todo su proyecto. En Finca Agostino siempre tuvimos el objetivo de mantener no solo la calidad de nuestros vinos, sino también la parte edilicia, el diseño y paisajismo. Lo que nosotros llamamos el mundo del enoturismo, y de todo lo que lo complementa, es por eso que cada bodega tiene su restorán. Hacemos mucho hincapié en el concepto de hospitalidad, y por eso también esperamos captar públicos diferentes y a nivel de grupo también dar soluciones y alternativas también diferentes.

-¿Tienen un plan de inversiones para la bodega de San Carlos?

-La bodega O. Fournier está a full terminada, es una bodega totalmente definida en su estilo para vinos de alta gama, y obviamente esa es su gran fortaleza, con una cava enorme, con una capacidad muy valiosa, con viñedos en una zona que todos sabemos la calidad que significa el Valle de Uco. La inversión apunta a terminar la parte de viñedos, ya que no está todo plantado. También tenemos el proyecto de continuar con los ‘Wine Partners’, que son las parcelas que se vendieron y se va diversificando la oferta.

-¿Su restorán tuvo muchos premios y reconocimientos?

-El restorán, si bien nunca estuvo cerrado, tenemos pensado un relanzamiento en octubre. Pensamos manejarlo con los mismos chef de Finca Agostino, Pablo y Charly Torres, que por el momento están haciendo un relevamiento. Queremos darle un estilo diferente y en el mes de octubre tendremos novedades al respecto, ya que la idea es darle un impulso nuevo, y comunicarlo con nuevo estilo, nuevo menú, nuevas propuestas.

-¿Y en relación al proyecto de sumarle hotelería?

-También sigue en pie el proyecto de sumarle hotelería, aunque todavía no está definida el formato, la idea de la familia Agostino es continuar, y los entusiasma mucho a ellos seguir adelante con el proyecto de turismo, hotelería, y servicios. Nosotros en este momento estamos analizando las alternativas, pero siempre sobre la base de hacer algo allí en materia de hotelería.