Los hermanos Zuccardi (Seba y Miguel) abren una vermutería en Buenos Aires

Creado por el Julián Díaz, Agustín Camps, Martín Auzmendi y los hermanos, Sebastián y Miguel Zuccardi, La Fuerza es un nuevo bar y una nueva propuesta de vermuts de producción local. Una idea que tomó forma durante los últimos dos años desde que imaginaron que podían hacer un vermut y en el proceso una cosa trajo la […]

Compartir

Creado por el Julián Díaz, Agustín Camps, Martín Auzmendi y los hermanos, Sebastián y Miguel Zuccardi, La Fuerza es un nuevo bar y una nueva propuesta de vermuts de producción local. Una idea que tomó forma durante los últimos dos años desde que imaginaron que podían hacer un vermut y en el proceso una cosa trajo la otra. Como suele pasar, dicen.

Cada socio aporta lo suyo, ya sea en gastronomía, diseño y comunicación, experiencia con vermut y aperitivos y enología .

Julián Díaz, factótum del Bar 878 y Los Galgos, se ocupó de buscar una esquina donde emplazar la vermutería, “por que este bar tenía que ser una esquina”.

La intersección elegida fue Castillo y Dorrego (Av. Dorrego 1409), en Chacarita, rincón de Buenos Aires que aun conserva su encanto barrial.

TAIPEI

La propuesta gastronómica se basa en platos de esencia porteña que el visitante elige marcando en talonarios impresos en color rojo que quedan en las mesas.

La “carta” se divide en ingredientes para el triolet, tres a elección $130, variedad en papas (mejores compañeras del vermut), entre $60 y $130, picoteos, $150 la porción, y postres clásicos, $120.

Los highlights son los buñuelos de acelga, la milanesa a caballo (las fritas pueden pedirse del mismo modo) croquetas de pescado y la tortilla de papas a la minuta. Hay un propuesta para compartir que incluye botella de vermut, rojo o blanco, soda y ocho platitos de ingredientes por 600 pesos. Carta de vinos, cervezas y solo tres cocteles posibles, Negroni, Spritz y Americano, 130 pesos cada uno.

TAIPEI

La Fuerza ofrece dos versiones, blanco y tinto. En ambos a base de vinos elaborados por Sebastián Zuccardi con uvas de Mendoza, al igual que el alcohol agregado que es de origen vínico destilado en la bodega que la familia posee en Maipú.

Para el blanco la elección fue Torrontés mientras que para el tinto Malbec. La selección de hierbas estuvo a cargo de Miguel Zuccardi quien recorrió el pedemonte mendocino para identificar, seleccionar y secar naturalmente aquellas que mejor representen la identidad de los Andes.

Luego se sumaron especias, flores y cortezas durante un proceso creativo que involucró a los cinco socios durante largas sesiones de cata donde prueba y error fueron la herramienta principal.

Se trata de vermouths intenso y sabrosos que pueden beberse solos, con hielo, soda y rodaja de naranja o aplicarse a recetas tradicionales como Negroni. Por el momento solo están disponibles en el mismo bar a 290 pesos la botella de 750cl. Fuente: Vinómanos