Por Roxana Badaloni


Francis Mallmann y su mujer, la chef sanrafaelina Vanina Chimeno, ya eligieron nombre para su pizzería que será inaugurada dentro de cuatro meses, en la esquina de Belgrano y Rivadavia, de la ciudad de Mendoza.

El nuevo restaurante se llamará Orégano, un nombre que remite a la planta aromática cultivada con grandes virtudes en San Carlos, principal productor argentino que concentra el 70% del mercado nacional. La pizzería abrirá entre agosto y septiembre próximos, según adelantó el chef de renombre internacional.

“Tenemos ganas de hacer una pizzería deliciosa, de pizzas finitas, cocinadas en el techo del horno o con pala, con los mejores productos de Mendoza, con muy buenos quesos. La verdad es que uno puede mostrar muchos productos en una pizza”, dijo Mallmann en su reciente visita a Mendoza para cocinar en distintas bodegas durante el Mundial de Sommeliers.

El experto chef, también habló de su buen momento emocional: “Me casé. Después de 11 años de amor, nos casamos. Fue una decisión bien pensada”, dijo sobre la relación con su mujer Vanina Chimeno, con quien tiene a la pequeña Eloísa (3).

Chimeno será quien estará al frente de la pizzería, aunque la chef contó: “Francis ha prometido que vendrá a cocinar”.

La mujer de Mallmann es dueña del restaurante Maria Antonieta, ubicado en Belgrano casi Sarmiento. “Es una cocina de casa y relajada, comida de la abuela”, dijo Chimeno, sobre su primer local. Y contó que decidieron apostar por una pizzería porque: “Cuando viajo a Nueva York, me encanta ir a comer pizzas y no he encontrado nada que me guste mucho en Mendoza”.

La pizzería abrirá todos los días, al mediodía y a la noche. La capacidad del local, que ya casi está remodelado, es para 70 personas y habrá posibilidades de encargar por teléfono un pedido para retirar en el local. “La idea es que sean pizzas de mucha calidad, en horno de barro, con muy buenos quesos, jamones y la salsa hecha por nosotros con tomates mendocinos”, precisó Chimeno.

La cocinera se entusiasma con la mayor llegada de turismo a la provincia: “Prácticamente las temporadas bajas no se sienten. Creo que Mendoza está muy bien como mercado gastronómico ligado al turismo”.

Mallmann comenzó a trabajar en Mendoza en 1981 en el Valle de Las Leñas. En 2006 abrió el restaurante 1884 en Escorihuela, luego su mujer instaló Maria Antonieta y ahora, juntos, dirigirán la pizzería Orégano. Cómo no creerle cuando dice: “estoy enamorado de Mendoza”.

]]>