Con la idea de llegar al mercado ruso con los productos mendocinos, ProMendoza gestiona ante la Embajada Argentina en Moscú la apertura de un hub logístico en San Petersburgo. Lo confirmó a Punto a Punto el Director de ProMendoza, Mario Lázaro.

La razón es que Rusia es un mercado importante para Mendoza por su tamaño y por ser de alta complementariedad, ya que no produce frutas ni alimentos ni bebidas que se producen en Mendoza. Además no posee Tratados de Libre Comercio (TLC) con Chile ni con la Unión Europea, competidores directos de la provincia en rubros como el vino.

Acerca de San Petersburgo, Lázaro señala que cumple con los requisitos de este tipo de instalaciones, como estar cerca de un puerto de nivel mundial y tener una Zona Franca para que los productos puedan permanecer allí sin abonar impuestos de importación, o puedan sean reexportados a los países Bálticos o Polonia, lugares donde empresas mendocinas ya cerraron negocios.

Además la región cuenta con infraestructura de transporte carretero o rodoviario para vincularse a los mercados o centros de consumo, y posee instalaciones con capacidad de almacenar y administrar stocks de modo seguro para el seguimiento remoto desde la provincia.

ProMendoza comenzará con gestiones por ciruela deshidratada, ya que Rusia es el segundo destino de las exportaciones de este producto. A ello le sumará vino fraccionado, ya que Rusia le compra a Mendoza por US$ 9 millones.

“De la mano de esos productos, que superan los US$ 20 millones, vamos a promover la venta de alimentos con mayor valor agregado apuntando a mercados de nicho para la clase adinerada de Rusia y alrededores”, explica Lázaro, quien anticipa también una “ronda inversa” con exportadores y productores locales a mitad de año.

Con San Petersburgo, Mendoza sumaría su tercer hub logístico. Ya operan el de Dubai (a fin de mes llega un contenedor con ciruela deshidratada) y el de Shanghai, donde se envió vino fraccionado.