Gabriel Vivanco es ingeniero agronómo egresado de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCuyo), proviene de una familia de apicultores y floricultores, y creó Blumbey, un producto con plantas de las márgenes inferiores de los ríos Tunuyán y Mendoza. El producto ya está incluido en el Código Alimentario y se comercializa en algunos restoranes.

Se trata de una bebida a partir del néctar de flores. Es liviano, perfumado, tiene una fresca acidez y se utiliza en la alta gastronomía. Una bodega mendocina lo incluyó en la propuesta de verano de su restorán, para maridar con el postre. Hay una versión dulce y una seca.

¿Cómo se hace? Se utiliza el néctar de flores que las abejas llevan a la colmena, antes de que se cristalice en miel, de plantas de las márgenes inferiores de los ríos Tunuyán y Mendoza. Luego, en la bodega que posee el emprendedor, en Godoy Cruz, se trabaja con levaduras seleccionadas traídas de Italia, Bélgica y DInamarca, y agua de deshielo de la cordillera de Los Andes.

El producto se asemeja a un vino blanco y tiene 11° de graduación alcohólica.