Para fines de 2018, el Metrotranvía conectará Ciudad con Las Heras

Con la mira puesta a fines de febrero del 2018, la ejecución de los 6 km que unirán Capital con Las Heras avanza sorteando los núcleos de asentamientos que serán reubicados por el IPV.

1 de julio 2015 obras de metrotranvia ministerio infraestructura
Compartir

La ejecución de la segunda etapa del Metrotranvía es una de las obras más importantes que lleva adelante el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía.

Con una inversión de $224 millones, se están ejecutando los 6 kilómetros que unirán la Estación Mendoza con la Estación Panquehua, en Las Heras.

El Metrotranvía se convirtió en uno de los principales medios de transporte para los pasajeros que provienen de Maipú y se dirigen a Capital o viceversa. Puntual, cómodo y amigable con el ambiente, este servicio es cada vez más elegido por los mendocinos.

La nueva línea que circulará en el eje norte-sur en doble vía tiene un avance del 66%. Esta segunda etapa se encuentra íntimamente relacionada con la reubicación de las 120 familias que se encuentran asentadas sobre terrenos fiscales en la traza del Metrotranvía.

Al respecto, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) llamó a licitación para la adquisición de dos terrenos en el departamento de Las Heras para reubicar a las familias afectadas.

La construcción de la segunda etapa se extiende a lo largo de 5.423 metros de líneas ferroviarias. Incluyen la construcción de nueve paradores: Suipacha, Moldes, Lugones, Rubilar, Godoy, Patricias Mendocinas, Roca, Burgos y Avellaneda, y tres subestaciones transformadoras. Tanto la construcción de los paradores como de las subestaciones están prácticamente terminadas.

Igualmente, intentando sortear los obstáculos que impiden que las tareas se desarrollen de modo lineal, se ha decidido avanzar en las labores de electrificación, señalamiento, semaforización y comunicaciones de los 19 cruces de calles que se extienden a lo largo de la nueva traza. Además, en el desarrollo de la línea de media tensión que alimentará las catenarias (columnas bases que sostienen el cableado) y los locales técnicos, además de la realización de zanjas y cámaras subterráneas que evitarán los robos de cables aéreos.

El servicio recuperará el patrimonio ferroviario y optimizará la fluidez en el tránsito y el cuidado del ambiente, ya que mejorará la calidad del aire al no emitir gases contaminantes. Además, logrará una integración territorial entre los departamentos de Maipú, Capital y Las Heras.