Presentaron el Proyecto AME, el Auto Mendocino Eléctrico

En el Salón Azul de la Legislatura, se presentó el Proyecto A.M.E (Auto Mendocino Eléctrico) creado por Alpherat S.A. El producto, que ha conseguido financiamiento internacional para el desarrollo del primer prototipo.

Compartir
El proyecto surgió de las voluntades de diferentes profesionales emprendedores mendocinos que obtuvieron como resultado un producto de Industria Argentina, que se establece como un complemento a los vehículos de combustión interna, que la gente utilizará para su vida cotidiana y también para realizar viajes largos.

Esta iniciativa fue declarada de interés de la Cámara de Diputados, por iniciativa del diputado Gustavo Majstruk (FPV), con el “fin de motivar el uso del mismo como un medio de transporte adecuado, con grandes ventajas para la sociedad y la economía del ciudadano mendocino” y de “apoyar institucionalmente y difundir estas actividades en distintos ámbitos de la Provincia”, señaló el diputado.

El producto, que ha conseguido financiamiento internacional para el desarrollo del primer prototipo, posee dimensiones ajustadas ergonómicamente con el objeto de maximizar la utilización de las calles, rutas y espacios para estacionamiento, ya que constituye una alternativa óptima para la movilidad de las personas en los centros urbanos dado su “muy bajo costo de adquisición y mantenimiento”, señalan los fundamentos.

Su motor eléctrico puede desarrollar una velocidad final de 180 km, superando una de las barreras que normalmente se asocia con estos tipos de motores, que es la de no alcanzar altas velocidades.

Asimismo, la tecnología utilizada es pionera en el país y podrá ser desarrollado industrialmente, bajo los estándares internacionales de producción aplicable para el sector.

Cómo es

El A.M.E (Auto Mendocino Eléctrico), explica Gonzalo Caballero, uno de los ideólogos, está aún en etapa de prototipo. Si bien han armado una unidad, están ajustando detalles de la plataforma, del diseño externo y del interno, por lo que prefieren llegar al modelo definitivo antes de “presentarlo en sociedad”.

Sin embargo, sí quieren que los mendocinos conozcan los avances locales de este tipo de tecnología, puedan compartir sus inquietudes y aportar opiniones.

A diferencia de otros prototipos eléctricos que se han desarrollado en la provincia, este no surge de la adaptación de un vehículo tradicional, sino de un diseño específico que no pesará más de 300 kilos.

Además, tiene como finalidad producirse en serie, para el mercado nacional y para exportación. Sobre esto, Caballero destaca que en un par de años han estimado que podrían dar empleo en forma directa a 300 personas y de modo indirecto a mil.

El modelo más básico es triplaza, es decir puede transportar hasta tres personas. Este amplio espacio interno, pese a sus reducidas proporciones externas, se debe, explica Caballero, a que el motor está en las ruedas.

Como cada unidad tiene tres -dos delanteras y una trasera- también posee tres motores que funcionan de modo sincronizado.

El AME es un vehículo urbano, por lo que la idea es que su uso se complemente con un vehículo convencional para los viajes largos.

Sin embargo, como en la provincia los trayectos cortos pueden incluir una ruta, alcanza los 120 kilómetros por hora (aunque la tecnología le permitiría superar este máximo). En cuanto a la autonomía, puede desplazarse en promedio unos 350 kilómetros sin necesidad de recarga.

El sistema de las ruedas contempla una carga dinámica o de frenado regenerativo. Esto es, en el momento en que se va frenando, la misma rotación de las cubiertas carga la batería e incrementa la autonomía.

De todos modos, se debe cargar y para ello sólo es necesario conectarlo a la red domiciliaria, ya sea el vehículo en forma directa o remover el pack de baterías.

Las ventajas de este prototipo, resalta Gonzalo Caballero, son: que no contamina; ocupa mucho menos espacio en la calle, con lo que podría aliviar la congestión vehicular, en particular en el microcentro mendocino; y también requiere menor sitio de estacionamiento.

Además, su costo de mantenimiento es reducido, porque no tiene ciertos elementos como motor, caja o diferencial. De hecho, ni siquiera es necesario chequear agua y aceite; sólo el estado de la batería.

Y otro punto a favor es que no tiene embrague ni palanca de cambios, por lo que la conducción es más sencilla aún que la de un auto automático.

En un primer momento está previsto que el AME tenga tres modelos, y dentro de cada uno tres opciones: base, estándar y full. Caballero señala que el valor actual de uno base rondaría los 40 mil pesos, es decir apenas un 30% del precio de los tradicionales en el mercado.

Sin embargo, habrá que esperar, si el proceso se desarrolla del modo previsto, aproximadamene un año y medio para que el primer Auto Mendocino Eléctrico esté circulando por las calles.

Por lo pronto, quienes quieran conocer más detalles, pueden ir a las 10.30 al Salón Azul de la Legislatura, donde los ideólogos estarán explicando el proyecto.

1 Comentario

  1. Looking around

    I like to browse in various places on the online world, regularly I will just go to Digg and read and check stuff out