¿Qué es el Fondo BAF, el nuevo dueño de la central Potrerillos?

Le compró a Cartellone e IMPSA el 100% de las acciones de Cemppsa. Es el principal acreedor de SanCor.

Compartir

Tras varias idas y vueltas, Potrerillos cambió de dueño. Las empresas IMPSA y Cartellone vendieron las acciones de CEMPPSA y se desprendieron del control de la represa que construyeron y tenían concesionada por 25 años y con posibilidad de prórrogas por tres períodos de 5 años.

¿Qué tienen que ver la empresa láctea SanCor con la central hidroeléctrica Potrerillos? Hasta hace unos días nada, pero ahora sí. El Fondo de inversión BAF Capital llegó a un acuerdo con Cartellone e IMPSA para quedarse con el “Consorcio de Empresas Mendocinas para Potrerillos SA” (Cemppsa), sociedad controlante de la central hidroeléctrica Potrerrillos, la firma que comercializa la energía que genera el dique mendocino.

En el caso de Pescarmona, la venta del 30% de su participación en la empresa respondió a la necesidad de comenzar a cerrar el proceso de acuerdo con los acreedores. Cartellone lo hizo para concentrarse en el negocio de la construcción y, según el comunicado elevado a la Bolsa, en la misma operación saldó parcialmente la línea de crédito que tenía con el fondo BAF.

La noticia se conoció a partir de la nota oficial enviada por José Cartellone Construcciones Civiles e IMPSA a la Comisión Nacional de Valores (CNV) donde se le informa la operación de venta del 100% de las acciones en manos de las dos empresas a un valor nominal de $100 por acción.

Cemppsa fue la sociedad que construyó y administró la central durante los últimos 20 años con una concesión que vence dentro de cinco años con posibilidad de prórrogas por tres períodos de 5 años.

TAIPEI

La decisión de IMPSA de vender activos se debe a su intención de cancelar deudas dentro del proceso de reestructuración por el que atraviesa; mientras que desde Cartellone confirmaron su vocación de reconcentrarse en la obra pública, tanto en el país como en el exterior.

De hecho, no sólo se desprende de Cemppsa sino que en la operación de traspaso de activos incluyó también a Hidronihuil S.A, la sociedad a cargo de una de las centrales hidroeléctricas del Sur mendocino.

BAF Capital es un fondo de inversión concentrado en activos de Latinoamérica con oficinas en Buenos Aires, Holanda, Suiza, Brasil y Uruguay. Entre sus activos de “riesgo”, BAF es uno de los principales acreedores de la cooperativa láctea SanCor, con quien tiene una deuda por U$S60 millones y está dispuesto a asistir financieramente a la empresa hoy en serio problemas.