Reciba diariamente nuestro Newsletter con las mejores noticias de economía y negocios de Mendoza y la región.

Suscríbase aquí

“Queremos que Trivento sea la primera bodega exportadora de Argentina”

Ecocuyo tuvo un mano a mano exclusivo con Alfonso Larraín Santa María, el presidente del Holding Concha y Toro, la bodega más grande de Chile y América Latina. / Por Oscar Pinco

Compartir

El presidente del Holding Concha y Toro –la bodega más grande de Chile y América Latin que en Argentina controla la bodega Trivento– Alfonso Larraín Santa María anunció una inversión de 75 millones de pesos en nuestra provincia. El 50% de la misma será destinado al área agrícola para la plantación de 100 hectáreas de Malbec de la finca recientemente adquirida en Agrelo, a fin de 2016; mientras que un 34% se designará para ampliar la capacidad de guarda de vino y para equipamiento tecnológico de laboratorio y bodega.

– Pasaron muchos años desde que hicieron pie en Mendoza. ¿Recuerda cómo fue aquel desembarco en la vitivinicultura Argentina?

– Así es, ya pasaron más de 20 años desde que compré esta bodega y la Finca Los Vientos. Estamos muy contentos porque ha sido una muy buena inversión, ya que aquí en la Argentina vislumbramos que los vinos iban a tener un gran futuro. Sabíamos del potencial de Mendoza y que era un proyecto de largo plazo, que los resultados se iban a dar con el trabajo y haciendo grandes vinos. Parte de nuestro éxito es plantear un negocio vertical, desde la producción de uva hasta la comercialización en mercados clave. Es muy interesante para nosotros ser exportadores desde Argentina y llevar la marca Trivento a tantos mercados alrededor del mundo, y apuntamos a llevar la marca Trivento a que sea la marca más conocida de Argentina (en materia de vinos). Trivento se convirtió en la marca argentina de vinos de mayor cobertura posicionándose en más de 100 mercados alrededor del mundo. En menos de 10 años la empresa se destaca entre las 5 mayores exportadoras del país. En 2016 sus ventas ascendieron a 2,5 millones de cajas de 9 litros, por lo que alcanzamos las primeras posiciones en venta no solo en el Reino Unido, sino en toda Europa. En el mercado argentino logramos un crecimiento del 20% en volumen.

-¿Y desde 1996 la inversión que hicieron aquí ha sido importante?

-Nosotros hemos invertido aquí 90 millones de dólares hasta aquí, incluida la compra de 230 hectáreas que hicimos últimamente en Agrelo a fines del año pasado. Nuestra política de inversiones que se van a ir dando en Trivento se irán incrementando a medida que nosotros vayamos conociendo el desarrollo. Con el tiempo le vamos a seguir poniendo todo el empeño en seguir imponiendo la marca Trivento, y la queremos posicionar como la primera marca Argentina.

-¿Sus inversiones apuntan en las tres direcciones donde el holding tiene presencia?

-Nosotros estamos con nuestras inversiones tanto en Chile, como en California (en 2011 adquirieron Fetzer Vineyards en el condado de Mendocino), y en Argentina (Trivento cuenta con 8 fincas) y estamos muy contentos con lo que hemos hecho y nosotros seguiremos intensificando nuestras inversiones en estos tres destinos porque creemos que nuestra compañía está con su eje principal que es el desarrollo de las marcas y como primera prioridad tenemos la calidad de los vinos. Y es por eso que nos van prefiriendo nuestros clientes, y los consumidores que toman Concha y Toro y los vinos del nuestro grupo, tanto de California como de Argentina, donde hemos concluido el año pasado con una venta total más o menos en un equivalente a 1000 millones de dólares; y 36.200.000 cajas de vino de 9 litros de 12 botellas. Somos la quinta compañía del mundo en volumen comercializado, y la segunda (a nivel global) en superficie de viñas plantadas con más de 10.800 hectáreas de viñedos en Chile, Argentina y Estados Unidos. Estamos presentes en 147 países.

El Gobernador Alfredo Cornejo, junto al presidente del grupo chileno Concha y Toro, propietario de la bodega Trivento, Alfonso Larraín Santa María (derecha), y Santiago Ribisich, general de Trivento.
El Gobernador Alfredo Cornejo, junto al presidente del grupo chileno Concha y Toro, propietario de la bodega Trivento, Alfonso Larraín Santa María (derecha), y Santiago Ribisich, general de Trivento.

-¿Y son reconocidos también por la buena calidad?

-Estamos con unos puntajes que realmente estoy sorprendido. Robert Parker nos ha dado recientemente 94 puntos a un vino Trivento. El Malbec de Trivento está muy bien posicionado en el mercado del Reino Unido, y en Europa y ha sido la marca Argentina número uno que concluyó en el año 2016. La venta en el Reino Unido es un espejo para Estados Unidos, y nuestro vino tiene una muy buena crítica.

-¿Cómo influye ser sponsors del Manchester United?

-Casillero del Diablo es una marca de Concha y Toro de hace muchísimos años con una calidad muy buena. Se ha invertido mucho en marketing y publicidad, y estamos llegando a tener un récord de ventas que ha llegado a 5 millones de cajas de 12 botellas de 9 litros. Como parte de esa campaña hemos hecho un acuerdo por el cual somos sponsors de Manchester United desde hace tres años, y hemos renovado por otro periodo igual, y nos está yendo muy bien. Incrementamos la venta en un millón y medio de cajas, y creemos que va a seguir en alza.

Modelo a seguir: Centro del conocimiento

– ¿Tienen un Centro de Capacitación CDC que está abierto a los profesionales de la región?

– A partir del año 2013, la política de capacitación de la compañía se vio potenciada por la puesta en marcha del Centro del Conocimiento (CDC), que es una escuela de capacitación y la idea es brindársela a la comunidad, porque los estudios que ahí se realizan se pudieran compartir. Hemos invitado a muchas universidades, tanto norteamericanas, como francesas, chilenas y de otros países a colaborar con nosotros y a investigar. Nosotros tenemos muchos equipos que hemos importado que han sido muy costosos y queremos compartirlo, que los técnicos -aparte de los que tenemos en Concha y Toro, pueden ser visitados por diferentes técnicos, profesionales, alumnos de las universidades que están estudiando agricultura, enología, etc. y también por otra gente que tenga interés en la investigación. Nosotros estamos abiertos, nuestra idea es hacer conferencias, dar cursos, así lo hemos estado haciendo, incluso es muy importante para nuestra hermandad entre Chile y Argentina.

-¿Y es importante el Paso Pehuenche en el sur provincial?

-Se acaba inaugurar el Paso Pehuenche que une el sur de Mendoza con Talca, por la Laguna del Maule. Y nuestra principal viña, que está en el Fundo Pencahue de Concha y Toro, y ahí está el Centro del Conocimiento (CDC) de investigación y tecnología, incluso hay un ferrocarril de Talca a Constitución y que hay diseñada una estación de tren frente al CDC, y puede ser visitado por quien quiera.

-¿Concha y Toro también está comprometida con la sustentabilidad?

-Estamos con muchas políticas de sustentabilidad. Nosotros tenemos más de 1300 hectarias de bosques nativos que están apoyando toda nuestra política de reducción de Huella de Carbono, y hemos sido aprobados por muchos organismos internacionales. Estamos preocupados por el agua, porque el consumo sea el menor, no gastar agua de más, por eso somos la compañía que tiene el riego tecnificado más importante que hay en el mundo y más desarrollado, y por lo tanto somos los que más ahorramos en agua. Además apuntamos a la cercanía donde la gente vive y viene a trabajar a nuestras bodegas. También nosotros hemos con cooperado y estamos preocupados por el deporte, por eso hemos inaugurado canchas de fútbol, hemos ayudado en las escuelas, hicimos plazas públicas, tenemos una vocación por querer ayudar a la gente más pobre. Y también tenemos una Fundación, yo soy director de cinco fundaciones, y todas se preocupan por la educación. Nosotros queremos que los hijos de las familias que trabajan con nosotros tengan acceso a la educación, y puedan acceder a becas para ir a colegios y universidades. Compartimos una preocupación social y una preocupación por el medio ambiente.

-¿Cuál es la fórmula de Trivento?

Nuestro plan estratégico de crecimiento tiene como objetivo aumentar su producción de uva, tecnificar la elaboración de vinos y profesionalizar su capital humano. Las perspectivas del negocio de Trivento siguen focalizadas en afianzar el segmento de vinos de alta gama, centrando esfuerzos en consolidar la red de distribución alrededor del mundo. Para ello es fundamental seguir invirtiendo en activos fijos. El 50% de la inversión será destinada al área agrícola para la plantación de 100 hectáreas de la finca recientemente adquirida en Agrelo. Mientras que el 34% se designará a ampliar la capacidad de guarda de vino y para equipamiento tecnológico de laboratorio y bodega.