San Juan tiene al único fabricante de papel del Oeste argentino

Ricardo Palacios vendía artículos de limpieza y armó un nuevo negocio con una máquina que recicla material usado.

Compartir

Estudiaba primero Agronomía y después se cambió a Administración de Empresas, pero ninguna de las dos carreras le cerraba. Fue cuando Ricardo Palacios (37), diez años atrás, comenzó con una distribuidora de artículos de limpieza hasta que en el 2014 compró una máquina para elaborar papel que lo ha convertido en el único fabricante del Oeste argentino.

A partir del material que generan las oficinas, la administración pública y la planta de procesamiento de residuos de La Bebida, elaboran el llamado “papel tissue”, del que salen los rollos de papel higiénico y paquetes de servilletas.

“Con la distribuidora empezamos vendiendo artículos de limpieza y anexamos la línea de papel y como nos empezó a ir bien me planteé tener mi propia máquina para reciclar papel usado”, contó Palacios. Fue cuando se enteró de que en San Juan alguien tenía una máquina que se había estado usando, pero que le faltaba tecnificación, una tarea que no le fue fácil y que recién en noviembre del año pasado entró en funcionamiento. “Hoy estamos en condiciones de reciclar todo el papel que se desecha en la provincia”, dijo el joven empresario.

Palacios reconoce que de fabricar papel no tenía ni idea, pero como buen emprendedor empezó primero a buscar en Google y después contrató a profesionales que le ayudaron a montar la máquina y a ponerla en marcha. “Al principio hacían falta casi 20 personas para echar a andar la maquinaria, pero ahora con 4 operarios es suficiente”, contó Palacios.

En la actualidad, la firma RyR SA, con planta industrial en Santa Lucía, fabrica la línea de papeles marca “Rocío”, y entre sus productos se encuentran la línea de rollos de papel higiénico, paquetes de servilletas, servilletas intercaladas, que son las que se usan por ejemplo en los baños públicos, y rollos industriales, como los que se emplean en las estaciones de servicio para la atención de los clientes.

La última adquisición de la firma fue maquinaria para packaging doméstico, que es la que permite hacer los paquetes de papel higiénico y de rollos de cocina.

“Pero no me quiero quedar sólo en ésto sino que aspiramos a que la empresa crezca”, dijo Palacios. El proyecto es armar una planta en el futuro Parque Industrial de Tecnologías Ambientales Regional (PITAR), un complejo fabril que trabajará con los elementos recuperados de la recolección de los residuos sólidos urbanos, ubicada en la zona de La Bebida, en Rivadavia. En un predio que tiene 200 hectáreas en total, una fracción estará ocupada por RyR SA, que proyecta montar dos líneas de producción para fabricar “papel tissue” y el llamado cartón gris, que es el que se usa para fabricar maquetas y en los biblioratos.

Palacios contó que el negocio del papel está en plena expansión en la Argentina porque en la actualidad se consumen 3,8 kilos de papel por año y por persona, frente a los 5,5 kilos de Chile o los 4,5 kilos de Brasil.

El joven empresario está casado, tiene 3 hijos e intercala su trabajo dirigiendo la fábrica y un empleo en el Poder Judicial. Fuente: Diario de Cuyo