Reciba diariamente nuestro Newsletter con las mejores noticias de economía y negocios de Mendoza y la región.

Suscríbase aquí

De locos! 1 pasaje en avión=1 salida al cine, la nueva promoción de SKY (Cómo hacen)

Es para la ruta Mendoza-Chile. La venta de tickets estará vigente desde el 28 al 31 de mayo, para viajar entre el 31 de julio y 30 de noviembre de este año. La clave está en el recorte de servicios adicionales.

Compartir

La aerolínea chilena SKY presentó la promoción “SKY Days”, con tickets de avión a un costo de U$S 29 para el tramo Buenos Aires – Santiago, y de U$S 16 para viajar desde Córdoba y Mendoza a Santiago, más tasas de embarque.

La promoción estará vigente desde el 28 al 31 de mayo, para viajar entre el 31 de julio y 30 de noviembre de 2017, todos en base a tarifa light.

Es importante aclarar que a estas tarifas se le deben sumar las correspondientes tasas de embarque e impuestos, que representan algo más de 100 dólares. Por lo tanto, una persona que viaje ida y vuelta terminará pagando unos 159 dólares (alrededor de 2500 pesos argentinos) cuando un pasaje normal (comprado hoy) cuesta entre 3500 y 5000 pesos.

No obstante, SKY permite elegir el asiento por una tarifa de entre 6 y 16 dólares, despachar equipaje (23 kilos) por otros 16 dólares, y check-in y embarque preferente por 12 dólares.

En nuestro país SKY opera desde Santiago de Chile catorce vuelos semanales hacia Buenos Aires, seis vuelos semanales hacia Córdoba y seis vuelos semanales hacia Mendoza.

“Hoy, con nuestra promoción, las personas pueden encontrar pasajes en avión al mismo precio que ir al cine”, destacó el gerente de revenue de SKY, Rodrigo Rioseco.

Según el gerente de SKY, desde hace dos años, “los esfuerzos de la compañía están enfocados en ser una aerolínea para todos”, para que cada vez sean más las personas que puedan viajar en un medio de transporte rápido y seguro y a un precio bajo, pagando solo por lo que realmente consume.

Para poder aprovechar los bajos precios de esta promoción, es fundamental la anticipación en la compra; la flexibilidad a la hora de elegir las fechas del viaje; y la personalización en cuanto a los servicios adicionales que el cliente quiere sumar.

“En este tipo de ofertas, cuando la demanda es muy alta, es fundamental que los pasajeros adquieran con anticipación sus tickets, para que tengan más posibilidades de elegir la fecha y tarifa más conveniente. Hemos puesto a disposición de nuestros clientes un gráfico mensual de tarifas en www.skyairline.com que le permite ver y elegir la más barata disponible para un mes determinado”, explicó Rioseco.

Por otra parte, la personalización también es muy relevante, ya que le permite al pasajero diseñar el viaje a su medida y solo pagar por los servicios que realmente necesita.

Ahora bien, ¿Cómo hace una aerolínea para ofrecer pasajes aéreos mucho más baratos que su competencia? ¿Es porque es de baja calidad y, por ende, más insegura? Según la directora Comercial de Sky, Carmen Gloria, esas ideas son mitos dado el hecho de que la compañía ha sido elegida por tercer año consecutivo como la mejor aerolínea regional de Sudamérica, y además tiene certificados que la avalan a nivel de seguridad.

De acuerdo a lo explicado por el CEO, Holger Paulmann, el modelo se basa en un círculo virtuoso: “Al tener los costos más bajos, nos permite bajar los precios. Al bajar los precios, cada vez más gente puede volar. Cuando vuela más gente, podemos aumentar la oferta, lo que nos permite aumentar las horas que volamos al avión por día y con eso bajamos los costos otra vez para que de nuevo podemos bajar los precios”. La clave de este sistema está en el recorte de los servicios adicionales.

Sky Airline intenta que sus pasajeros paguen por lo que verdaderamente quieren y necesitan; es que el 21% del costo del boleto corresponde a servicios tales como el catering, almohadas, frazadas, entretenimiento a bordo, etc. —el 30% es del combustible y el 49% costos operativos —.

“El objetivo es lograr hacer ahorros en todos los servicios adicionales, de manera que el cliente que los necesita y valora los pueda comprar, pero no obligar a todos a pagar por ellos. Con este sistema hemos podido bajar los precios hasta en un 30%”, explicó Gloria. Es más, según Paulmann, la idea es poder bajar en el corto y mediano plazo el precio del asiento por kilómetro incluso un 15% más respecto a los valores actuales.