Este lunes se desarrolló en los tribunales la última instancia de la audiencia de conciliación. Ofrecieron sus pruebas y declaraciones el abogado de los vecinos que presentaron una acción de amparo “para que el ambiente sea preservado” y los representantes del Shopping y de la Municipalidad de Guaymallén.

También expuso el gerente del centro comercial, Andrés Zavattieri, quien defendió la viabilidad del proyecto. “Estamos cumpliendo todos los procesos administrativos y judiciales. Yo respondí todas las preguntas que me hicieron”, dijo.

Marcos Calvente, funcionario de la comuna, dio a conocer las actuaciones administrativas a cargo de Ambiente, Planificación y Secretaría de Obras. “El proyecto estaría en condiciones de iniciarse siempre y cuando se resuelva la cuestión ambiental”, dijo el funcionario. El déficit de estacionamiento, calculado en 200 espacios -se tomó como referencia el total de la superficie construida, incluido el Sodimac-, fue aprobado por el Concejo Deliberante pero deberá mitigarse, explicó, y algunas de las formas de mitigación, dijo, son, entre otras: la reingeniería del anteproyecto o la disposición de terrenos cercanos para habilitar esos estacionamientos pero sin generar molestias”.

Pablo Teixidor es el representante legal de los vecinos que se oponen a la instalación del híper de la construcción bajo el argumento de que colapsará definitivamente la circulación vehicular en la zona y afectará el tránsito hacia el hospital Notti y zonas aledañas. Dijo que los representantes del centro comercial defendieron la viabilidad del anteproyecto “pero con argumentos discursivos -que no condicen con la realidad- y no de tipo técnicos que eran los necesarios”.

Durante el cónclave se desistió de la testimonial del especialista en Ambiente ingeniero Pablo Pithod. Dijo Teixidor: “Todos queríamos escucharlo para ver cómo fundamentaba un informe de impacto ambiental que, a nuestro entender, no tiene cómo fundamentarse en los parámetros de la normativa vigente”.

Despejando cualquier posibilidad de oposición a la instalación de Sodimac por la oposición misma, consideró el letrado que “los emprendimientos comerciales nos vienen bien, son bárbaros y dan trabajo pero deben respetar el ambiente, que es un derecho humano que vivimos todos los días en todas las cosas”.

La audiencia judicial fue un nuevo capítulo en el proyecto de construcción del híper en Guaymallén, que ya tuvo la audiencia pública que se desarrolló a mediados de enero en el Hotel Intercontinental. Allí los vecinos del centro comercial plantearon su rechazo a la instalación de Sodimac por los inconvenientes que provocará en el tránsito y la falta de estacionamientos. Fuente: Diario Uno