Tinelli lanza la construcción de su bodega en Mendoza y presenta nuevos vinos

El conductor televisivo está dando a conocer sus nuevas líneas de vinos de su proyecto Lorenzo de Agrelo, que cuenta con una finca de 124 hectáreas. El plan contempla la construcción de la bodega en 2018.

Compartir

Hace justo tres años, Marcelo Tinelli presentaba en sociedad Lorenzo de Agrelo, el proyecto vivitinícola con epicentro en una de las zonas más reconocidas de la Argentina y que desarrolló junto a su socio Hernán de Laurente.

En ese entonces, dieron a conocer el que, en ese momento, era su único vino: Fede, un Malbec de Mendoza de alta gama y de partida limitada y que nació como un homenaje a Federico Ribero, amigo del conductor.

Luego de un período sin mayores noticias, Lorenzo de Agrelo llega con aires renovados: a partir de una finca de 125 hectáreas emplazada en la parte más alta de Luján de Cuyo, Mendoza, la bodega acaba de presentar en Buenos Aires la última añada de su vino ícono, Fede, pero además lanzó otros siete vinos, repartidos en dos líneas.

Con estas novedades, el portfolio de Lorenzo de Agrelo pasó a estar conformado por:

• La línea entry level, bautizada Mártir, compuesta por un Chardonnay, un Malbec y un Cabernet Franc, que llegan a un precio sugerido de entre $500 y $600 en vinotecas. En total, se elaboraron 5.000 botellas de cada etiqueta.

• La línea Lorenzo, que ofrece tres Malbec de la misma finca de Agrelo pero de diferentes alturas, orientaciones y perfiles de suelos. Cada etiqueta tiene un precio sugerido de $1.000 y se elaboraron 2.500 botellas de cada una.

Lorenzo 01-Bendito

• Fede, un 100% Malbec que continúa siendo el tope de gama de la bodega. Procede de la parte más alta del viñedo. Su precio ronda los $2.500.

Los precios son:
Fede: $ 2500
Lorenzo Lo Bendito/Lo Sagrado/Lo Divino: $ 990
Mártir Cabernet Franc: $ 590
Mártir Chardonnay: $ 480
Mártir Malbec: $ 620

Las etiquetas fueron diseñadas por el estudio liderado por el diseñador José Bahamonde y Natalia Arena.

En cuanto al estilo de los vinos, la novedad es que, en esta nueva etapa, Tinelli contrató a la dupla de expertos conformada por Alejandro “Colo” Sejanovich y Jeff Mausbach, quienes vienen haciendo mucho ruido en la industria a fuerza de interesantes proyectos vitivinícolas emplazados en diferentes puntos del país, como Salta, Patagonia y distintas zonas de Mendoza.

Durante el lanzamiento, realizado en el nuevo restaurante Aldo´s de Palermo, propiedad del sommelier Aldo Graziani, Sejanovich explicó que el proceso de elaborar los vinos para el proyecto de Tinelli se fue dando de manera natural.

“A él le interesan los vinos y estuvimos probando mucho, no sólo los ejemplares que elaboramos a partir de la finca, sino que también organizamos varias catas de vinos de diferentes partes del mundo, para ir descubriendo y entendiendo a fondo el estilo que le gusta”, señaló el enólogo e ingeniero agrónomo.

Acto seguido, destacó que “igualmente, lo que buscamos en todo momento era que los vinos fuesen una expresión lo más fiel posible del lugar, del terroir”.

Sejanovich agregó que una de las cosas que más lo atrajo de este proyecto es “la diversidad de suelos y la enorme heterogeneidad que uno se encuentra en ese terroir. Hay suelos con calcáreo, otras áreas más arenosas, otras con limo. Esto nos permite jugar con diferentes estilos de vinos”.

Además, señaló que “la parte más elevada del viñedo está ubicada a más de 1.200 metros sobre el nivel del mar, es la zona de mayor altitud de la primera zona de Mendoza, sólo comparable con el Valle de Uco. Y esto nos da la posibilida de mostrar algo diferente”.

Actualmente, dado que son producciones de vinos limitadas, buena parte de la producción de uvas de la finca de 125 hectáreas se comercializa a otras bodegas.

Consultado sobre el plan de negocios, Mausbach comentó que el proyecta contempla además la construcción de una bodega con capacidad para elaborar 300.000 litros, la cual se iniciaría posiblemente en 2018.