Un proyecto de realidad virtual mendocino para la principal manisera de la Argentina

La empresa Inámika desarrolló un simulador de entrenamiento para el proceso de cosecha del maní para la cordobesa Prodeman que acopia y vende 140 mil toneladas de maní y ocupa a 450 empleadores de forma directa.

Compartir

Desarrollan el primer simulador de entrenamiento para el proceso de cosecha del maní. Esta novedosa idea es llevada a cabo por emprendedores locales a través de realidad virtual. Ecocuyo habló con Rodolfo Giro, titular de la empresa mendocina Inamika Interactive, especialista en el desarrollo de software y referente del Polo TIC Mendoza.

La fuente consultada explicó que esto fue realizado por Interbrain y Training Industries, con la participación del artista Domenico Cirasino.

“Nosotros hacemos el desarrollo de capacitación interactiva, lo hacemos construyendo simuladores de entrenamiento, usando realidad virtual. Hemos realizado la primera iniciativa para el proceso de la cosecha del maní. Esto fue para la empresa Prodeman que comercializa con la marca de este producto King en Córdoba”, adelantó Giro.

El proceso de la cosecha de maní es muy complejo, porque este producto como la uva fermenta y esta fermentación es altamente inflamable, es decir que el maní naturalmente por ahí tiende a incendiarse bajo determinadas condiciones.

“Para que esto no suceda lo primero que se hace es que la planta de maní se arranca y se da vuelta. De esta forma se seca al sol y no fermenta. Entonces unos días después viene la cosechadora que levanta el maní y lo separa de la planta. El proceso más difícil es el de arrancarlo, el simulador que hicimos es para enseñar a la gente rural como se lleva a cabo este método, que se hace con una máquina y un tractor. Hay que tener un montón de consideraciones, con realidad virtual construimos este máquina que hace que la persona practique el arranque”, determinó el profesional.

Todo el proceso productivo parte desde este punto, entonces un error en esta parte de la actividad se arrastra hacia el final perdiendo mucho maní o pudiendo generar condiciones que el producto se prende fuego.

Por otro lado, tiene un elemento social muy importante. Se entrena a gente que no tiene otras posibilidades laborales y la idea es generar una especie de “academia del maní”, que se vayan generando herramientas para que estas personas se capaciten.

“En lo técnico el proyecto usa un casco de realidad virtual que le permite al operador girar la cabeza y justamente mirar para atrás que es lo que está pasando en la planta. Hacia adelante tiene el volante, los elementos pedales y botones palancas, esto permite manejar el tractor como si estuviera allí”, remarcó.

Giro resaltó el papel de los actores intervinientes en esta propuesta. “Es el caso del artista digital de Mendoza Cirasino que hizo un trabajo espectacular, le dio un realismo que nunca habíamos logrado en este tipo de simuladores. La comercializadora es la empresa mía que se llama Interbrain y la fábrica que lo produjo Training Industries”.