Kaos es un emprendimiento que busca fomentar el empleo inclusivo a través de la generación de biocombustibles. Aquí integrantes del equipo ganador junto a integrantes del jurado

Mendoza fue sede por primera vez de los Hult Prize, el movimiento estudiantil más grande del mundo para la creación de nuevas empresas sociales. Se trata de un evento auspiciado por Naciones Unidas que por primera vez llega a la Argentina y que premia a universitarios que diseñen un proyecto social innovador y concursan por 1 millón de dólares, a nivel global.

El mismo se realizó el miércoles 5 de diciembre en la Universidad de Congreso, sede de la Ciudad de Mendoza.

Alcira Ledesma es estudiante de psicología de la Universidad de Congreso. Junto a sus compañeros Ian Schmidtt, Agustina Ottone y Fabiola Ragonne ideo un proyecto para producir biocombustibles, aceite y hasta ladrillos de plástico a partir del reciclaje de residuos y con un incentivo poderoso: u$s 1 millon del Hult Price, una fundación con sede en Estados Unidos que respalda la ONU y por primera vez organizo una selección en Argentina cuya sede fue el campus de la UC.

La consigna no es menor, ya que debe garantizar la creación de 10 mil puestos de trabajo en 10 años.

La iniciativa compitió con otras 6 y resulto elegida por un jurado en base a parámetros de calificación como sustentabilidad y rentabilidad. “Cumplimos con 15 de 17 objetivos de desarrollo sustentable al 2030 de la ONU, pensando que generamos 375 kilos de basura por vivienda que va a parar a vertederos donde mucho queda aun sin aprovechar”, argumenta Ledesma.

Todo parte de la construcción de una planta para selección y tratamiento de residuos y otras 4 especificas de producción: biogás, biodiesel, insumos para construcciones sustentables (como ladrillos ecológicos de plástico) y una aceitera.

Según la emprendedora, “de inicio se emplea 100 personas, además de 150 estacionales para cultivo y cosecha, entre mano de obra calificada y no calificada. Escalonadamente, con mas hectáreas productivas y en función de los objetivos de la ley de Biocombustibles, el objetivo es completar un plantel de 500 personas en los primeros dos o tres años”.

Combustibles, material de construcción, vidrio, fertilizantes, carbón vegetal, aceites y glicerina son parte del listado dentro de un plan de negocios que ahora tendrán que pulir en busca del premio mayor y asi poder ir hacia una producción a escala.

“Tenemos que hacerlo realmente viable a partir del ciclo completo de aprovechamiento de deshechos para obtener 15 productos reales, muchos de los cuales hoy los pagamos caro”, añade Alcira, cuyo plan de gestión y transformación de deshechos contempla incluso captarlos de industrias como la cervecera y la anima a hablar de “terminar con el desempleo gracias a productos ecosustentables y con valor agregado”.

Admite que necesitaran sponsors para llegar, y que en caso de ganar el millón de dólares se facilitara la ejecución dado que “los costos son altos para una empresa social con la ambicion de generar 10 mil puestos de trabajo. Se parte de la base de educar trabajando con un proyecto abarcativo que excede el arco de 18 a 35 años”.

El proyecto ganador buscara superar la instancia regional prevista para marzo de 2019 entre Rio de Janeiro y Buenos Aires, entre 8 ciudades latinoamericanas. Una eliminatoria camino a la final, en la sede la ONU en Nueva York en setiembre, donde será el ex presidente de EEUU y mentor del certamen, Bill Clinton, quien galardonara al ganador.

Hasta entonces, Ledesma y sus “socios” deben enfocarse en el armado de un plan de negocios. “La meta fue elegir la idea mas innovadora pensando en resolver el de empleo joven. El siguiente paso será avanzar hacia la incubadora o aceleradora de empresas”, explico por su parte Florencia Herreria, directora del Campus de la UC y organizadora del evento en Mendoza.
Argentinos protagonistas: ¿se va la segunda?

A partir del lema “Liderando la generación para cambiar el mundo” el Hult Prize se presenta como “la mayor plataforma mundial de emprendedurismo social”. Y el reconocimiento que otorga cada año se considera el “Premio Nobel de los estudiantes” emprendedores.

No seria la primera vez que un argentino o argentina sea protagonista. En la edición 2017-2018, el porteño Patricio Gerpe, de 25 años, lidero a un grupo de universitarios (junto a dos etíopes y otro de Yebuti) que llego a la final mundial del HP dentro de un lote de 40 proyectos de mas de 30 mil presentados en todo el mundo, a partir de la consigna de pensar un uso innovador de la energía que beneficiara a 10 millones de personas.

Si bien no gano, Gerpe, que ya había participado de la edición 2016 del Hult sin éxito, diseño un prototipo para 85 millones de personas: un medio de movilidad, también a base de biocombustible, que les permitiera dejar de recorrer grandes distancias solo a pie o en burro para trasladar comida, agua o granos.

]]>