Reciba diariamente nuestro Newsletter con las mejores noticias de economía y negocios de Mendoza y la región.

Suscríbase aquí

Una marca, 35 variedades: el caso de Santa Julia Innovación

Actualmente, 17 hectáreas de las 475 que la familia posee en Santa Rosa, son destinadas para el cultivo de más de 35 variedades originarias de diferentes regiones del mundo y poco difundidas en la Argentina.

Compartir

Innovación, la marca de Santa Julia que ofrece al consumidor la posibilidad de conocer variedades originarias de diversas regiones vitivinícolas del mundo.

La Innovación requiere perfeccionamiento y búsqueda constante, esto representa uno de los valores esenciales de Bodega Santa Julia y el trabajo con variedades de uvas no tradicionales en la Argentina es uno de sus aspectos principales.

Actualmente, 17 hectáreas de las 475 que la familia posee en Santa Rosa, son destinadas para el cultivo de más de 35 variedades originarias de diferentes regiones del mundo y poco difundidas en la Argentina.

La vinificación se realiza en pequeños tanques de 3.000 a 7.000 litros en la sala experimental de fermentación que Bodega Santa Julia tiene en Maipú, Mendoza.

Tras varios años de trabajo, Santa Julia ha consolidado su labor de investigación y desarrollo. El resultado se manifiesta en la cosecha actual con una selección de seis varietales que se destacan por su alto valor enológico y representan el compromiso de la bodega con la innovación.

  • Ekigaina, variedad tinta obtenida en el instituto científico de investigación agronómica de Burdeos, Francia, entre el cruzamiento genético de Tannat y Cabernet Sauvignon. Rojo rubí, aromas a frutos negros frescos, especias y notas balsámicas. Entrada amable, buen volumen en boca con taninos firmes.
  • Arinarnoa, Burdeos, Francia. Variedad tinta obtenida en el INRA (Francia) por el
    cruzamiento genético de Merlot con Petit Verdot. De color rojo púrpura, con notas a frutas negras, regaliz,confitura y una punta vegetal.Boca fresca, taninos muy equilibrados y persistente final.
  • Carmenere, variedad tinta originaria de Bordeaux, Francia. Fue introducida en Chile confundida con Merlot hasta 1994, año en que se la identificó genéticamente. Desde entonces, constituye la variedad emblemática de ese país.De color violáceo. Muy aromático, con notas herbales, pimienta verde y frutas negras. Elegante, de cuerpo medio y taninos firmes.
  • Verdelho, variedad blanca originaria de Portugal y cultivada en la isla de Madeira y el Valle del Duero.De color amarillo pálido. Fragante y exótico, expresa aromas afrutados y florales. Tiene buen cuerpo y se destaca por su excelente acidez frutal que transmite mucha frescura.
  • Fiano, Campania, Italia. Variedad blanca originaria del sur de Italia, donde su exponente más conocido es el Fiano di Avellino. De color amarillo verdosos. Aromas a fruta cítrica, plátano y sutiles notas herbales. En boca se destaca por la acidez, graso y un final largo con un sutil amargor.
  • Marselan, Burdeos, Francia. Variedad tinta obtenida en el INRA (Francia) por el cruzamiento genético de Cabernet Sauvignon y Garnacha. Rojo púrpura, con aromas a ciruelas secas, moras y mermeladas de frutos negros. Aterciopelado, con taninos elegantes y dulces.

Estas variedades han logrado una gran adaptación en la región mendocina de Santa Rosa, manteniendo su expresión autentica desde el viñedo y durante el proceso de vinificación.

Santa Julia Innovación, se encuentran disponible en vinotecas de todo el país con un precio sugerido de $190.