Aquí están, estos son…los vinos de los músicos y rockeros argentinos

Conocé los vinos de los músicos que han lanzado su propia marca. Etiquetas disruptivas, diseños exclusivos y mucho rock. / Por Oscar Pinco

Compartir

El enólogo Marcelo Pelleriti pudo amalgamar sus dos pasiones, la vocación por hacer buenos vinos –su profesión- y a su costado artístico como guitarrista y fana del rock, que era sólo un hobby, pero a partir de organizar el Monteviejo Wine Rock (que ya lleva ocho ediciones) empezó a surgir la idea de que cada músico tenga su propia línea de vinos, y así empezó a crecer una acción de marketing brillante, ya que estos verdaderos líderes de opinión le metieron una cuña a un mundo –el del rock- dominado por la bebida antagónica (la cerveza) sacándole una porción de mercado.

Hoy, bajo el paraguas de Marcelo Pelleriti Wines, producen y comercializan las denominadas “Líneas de artistas”: Sumaj Tika (Jaime Torres); Black Dog (Rano Sarbach); Malbecaster (Juanchi Baleiron); Tute, Euforia, y Vertigo (Felipe Staiti); y Verso (Coti Sorokin). A su vez, ya está en producción, pero no se comercializa aun Vanthra, de Fernando Ruíz Díaz el líder de Catupecu Machu y Vanthra.

Además, está la línea de Pedro Aznar, Abremundos y sus vinos Octava, aunque eso es un proyecto más integral, ya que el ex bajista de Serú Giran se asoció con Pelleriti y juntos invirtieron en un espacio dentro de la denominada Villa de los Enólogos en The Vines of Mendoza, y planean construir una bodega boutique en una inversión de unos dos millones de dólares, y el músico se especializó a punto tal que se recibió de Sommelier en el CAVE (Centro Argentino de Vinos y Espirituosas).

TAIPEI2

Juanchi Baleiron

Estos vinos se comercializan, fundamentalmente en vinotecas para el mercado interno, también se aprovechan las presentaciones de los artistas en los recitales para traccionar las ventas como merchandising, y en algunos casos también se exportan. Sin embargo, desde MP Wines no informaron acerca del volumen elaborado y fraccionado para sus “Líneas de Artistas”.

Los valores retail sugeridos son los siguientes:

  • Felipe Staiti (Euforia: $360 –restaurantes- y $465 –vinotecas-; y Vértigo: $620 y $837)
  • Jaime Torres (Sumaj Tika: $360 y $445)
  • Juanchi Baleiron –Los Pericos-(Malbecaster: $360 y $445
  • Pink Flood: $240 y $335)
  • Coti Sorokin (Verso: $360 y $445)
  • Rano Sarbach ($360 y $445).

Felipe Staiti, en diálogo con EcoVinos, dijo: “Para mi tener mi propio vino es algo que me honra y me representa del lugar de donde vengo”. Este vino lo estamos llevando a Europa, a Estados Unidos, a Brasil, a Perú, a Guatemala, estamos por abrir el mercado en Asia, y la verdad es que esto no lo esperábamos, pero a raíz de los buenos puntajes que hemos venido obteniendo, y además que están hechos por el mejor, por Marcelo (Pelleriti) todo eso ayudó a que esto que nació como una pequeña aventura ahora se convirtió en un gran viaje”.

Al preguntarle si la apertura de los distintos mercados fue en donde Los Enanitos Verdes son reconocidos y donde los fans quieren tener el vino de su gran guitarrista, el músico confió: “En algunos casos sí, pero hay casos como Dinamarca donde no nos conocen, y allí empezó a primar el buen vino”, y agregó que “en un punto el mundo del vino y el del artista empiezan a abrirse, porque el fan va a comprar el vino de su artista preferido, pero eso va a suceder en ese momento y nada más; pero cuando ya el producto empieza a hablar por sí solo, porque es bueno, empieza a tener un camino propio y a abrir las alas, porque de hecho todos los vinos no necesitan a un artista atrás para que se vendan, y estos vinos ya han trascendido el paso del artista en sí y ya están en el mundo real del vino”.

Felipe Staiti
Felipe Staiti

“Ahora esto se empezó a disparar y estamos haciendo volumen, y nos piden algún contenedor entero, y hoy podemos producir entre 20 y 30 mil botellas anualmente, pero siempre apostamos a no bajar la calidad”, priorizó el guitarrista, quien informó que a sus dos líneas, el Euforia (Malbec) y el Vértigo (Syrah-Malbec), le agregó un Prosecco, y adelantó que “en Estados Unidos también estamos agregando un Prosseco Doc, de Treviso, Italia, para aumentar la carpeta de Felipe Staiti Wines”.

Otro músico argentino que nació en el rock como Gustavo Santaolalla, y después se instaló en Estados Unidos y se volcó a la industria del cine y fue ganador de dos Oscar por las bandas sonoras de Babel y Secreto en la Montaña, tiene su bodega Cielo y Tierra en Lunlunta, Luján de Cuyo, con varios exponentes varietales de su etiqueta Don Juan Nahuel.

El músico nacido en El Palomar presentó su nuevo “assamblajes” de varietales Callejón de las Brujas, un corte de Petit Verdot, Malbec y Cabernet Sauvignon, cuyo nombre alude al pasaje que hay para llegar a finca La Luna, en Lunlunta.

Otro músico, el suizo Dieter Meier, conocido como el “padrino de la música electrónica” en Europa, tiene en Agrelo la Bodega Ojo de Vino, con sus etiquetas Puro y Ojo de Agua, vinos orgánicos que justamente tienen un asesor externo que es el propio Pelleriti.

Otro rockero que tiene su línea de vinos es Ciro Martínez, líder de Ciro y Los Persas, un vino de edición limitada elaborado en la bodega Los Toneles (Grupo Millán) que se llama “Tonel 27”, y es un blend que sólo se consigue en la cadena de vinotecas de Buenos Aires Tonel Privado.