La petrolera YPF y la automotriz Toyota ratificaron ayer su alianza estratégica por la cual ampliaron los proyectos comunes en provisión de energía de fuentes renovables, acordaron la generación de productos para los vehículos que se fabrican en el país y desarrollarán un esquema de alquiler temporal de autos de la firma a través de 1.500 estaciones de servicio.

Así lo plantearon el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, y su par de Toyota, Daniel Herrera, quienes suscribieron en la torre de la petrolera en Puerto Madero una ampliación a la alianza anunciada a mediados de 2018, por la cual la empresa de energía suministra electricidad a partir de fuentes renovables para las operaciones de la automotriz.

Ambas compañías se encuentran en el desarrollo de la idea de ampliar sus rubros originales de pertenencia que les permita consolidar su transformación de una compañía petrolera a otra de energía, y de una automotriz a una de movilidad, con una diversificación de productos y de servicios.

Los directivos firmaron un acuerdo para el abastecimiento y la recomendación de los combustibles de YPF a la flota de vehículos 0km de Toyota, y además, presentaron el equipo de competición de la marca japonesa, que se denominará Toyota Gazoo Racing- YPF Infinia para las categorías STC2000 y Top Race de automovilismo.

“Entre las dos empresas hay una visión de largo plazo, de innovación y de transformación como desafíos, pero sobre todo una apuesta a quedarse en el país, lo que permite desarrollar un potencial de negocios para explorar”, explicó Herrero a la prensa tras el encuentro.

En ese sentido, Gutiérrez expresó que el entendimiento busca “afianzar lo conseguido hasta hora con el abastecimiento de energías renovables, la provisión de gas natural a las operaciones (de la planta automotriz en Zárate), la provisión de combustibles para la producción y los vehículos de Toyota así como la recomendación de los productos de YPF”.

Desde mediados del año pasado, YPF Luz abastece de energía renovables el 25% del consumo actual de energía eléctrica de las operaciones de Toyota, con el compromiso de cubrir el 100% de su consumo hacia 2020, a través del parque eólico Manantiales Behr (Chubut), ya en operación comercial, y los de Cañadón León (Santa Cruz) y Los Teros (Buenos Aires), en construcción.

La petrolera avanza para concretar el suministro de energía renovable a las empresas proveedores de la automotriz, de las cuales unas 50 ya se encuentran en condiciones de firmar sus contratos de provisión. En una segunda etapa se sumarían otras 150.

Otro rubro de cooperación será el desarrollo del programa Toyota Mobility Services, presentado en noviembre en el país, por el cual los usuarios pueden alquilar por hora o por día distintas opciones de movilidad a través de una plataforma que opera, en principio, con las concesionarias de la marca.

El entendimiento plantea la posibilidad de que las 1.500 estaciones de servicio de YPF distribuidas en todo el país, por las que pasan 1,5 millones de clientes al día, puedan ser punto de retiro y de devolución de los vehículos de Toyota en este nuevo concepto de movilidad.

Gutiérrez ratificó que la compañía avanza hacia “una nueva orientación de las estaciones de servicio”, que no sólo venden combustibles sino que “pueden prestar una serie de servicios adicionales”.

YPF también piensa que en las 105 estaciones dedicadas a prestar servicios al sector agropecuario el productor puede comprar combustible, pero también semillas, fertilizantes e insumos, y sean asimismo puntos de venta de las pick ups Toyota, incluso mediante el canje de granos.