Periodista

Las enormes naves sobresalen en la intersección de acceso Este y Arturo González en Maipú se ven desde lejos. No es para menos. El futuro Polo de la Construcción que –con 30.000 metros cuadrados de terreno, contará con 15.000 cubiertos- ya tiene un importante avance de obra y tiene fecha de apertura para mediados del año que viene, luego de más de tres años de obra. “Es un sueño hecho realidad”, dice José Luis Saldaña que, con Saldaña Hierros pertenece al grupo Saldaña; responsable del proyecto.

El Grupo Saldaña abarca la distribución oficial de Hierros Acindar, construcción en seco de la empresa Knauf y cemento en bolsa de Loma Negra. Además se ocupa de cierres perimetrales con su otra marca propia Alambrar.

El futuro Polo de la Construcción que –con 30.000 metros cuadrados de terreno, contará con 15.000 cubiertos- ya tiene un importante avance de obra y tiene fecha de apertura para mediados del año que viene.

El megapolo es una propuesta única en la provincia que cuenta con un presupuesto de 7 millones de dólares y que busca convertirse en una suerte de shopping de la construcción en donde tanto consumidores finales como profesionales del sector puedan encontrar a las principales marcas de los diferentes rubros en un solo lugar.

En detalle

El emprendimiento cuenta con 32 módulos para alquilar entre locales y galpones que van desde los 40 m2 hasta los 750 m2. Estas últimas naves -11 en total- podrán ser utilizadas por empresas que manejen grandes volúmenes y hasta por las que deseen trasladar la totalidad o parte de su producción allí.

Con respecto a los salones más chicos, la idea es que funcionan como showrooms y espacios de venta. En la actualidad, tanto José Luis como su hermano Juan Manuel –el otro socio de la firma- ultiman detalles en lo que a protocolos, armado de contratos y cuestiones legales respecta con el fin de poder cerrar formalmente las conversaciones sostenidas con las diversas empresas que ya manifestaron su decisión de ser parte de este mega proyecto.

El emprendimiento cuenta con 32 módulos para alquilar entre locales y galpones que van desde los 40 m2 hasta los 750 m2.

En este sentido, las conversaciones están prácticamente cerradas con empresas de final de obra, pinturería y revestimientos, ferretería industrial, electricidad e iluminación, decoración, carpintería de aluminio, maderas, mármoles, piedras y granitos y nuevos sistemas constructivos; entre otros rubros que ya mostraron su interés en abrir una sucursal o punto de venta en el Polo.

Por lo pronto, Saldaña Hierros ya ha mudado parte de su depósito allí y planea trasladar toda su sede al nuevo lugar que contará con livings, espacios para que sus clientes trabajen y servicios de autogestión; entre otros detalles que apuntan a mejorar la experiencia de sus consumidores.

“El objetivo es que las personas encuentren en un solo lugar las principales marcas en los distintos rubros de la construcción para poder ahorrar tiempo”, destacó José Luis al mismo tiempo que agregó que la calidad del servicio que se dará, será el otro diferencial más allá de las características de este verdadero mall.

Detalles y comodidades

Así, en una ubicación privilegiada que apunta también a traccionar clientes de la zona Este, el espacio está pensado casi como shopping tradicional ya que contará con un lugar para la gastronomía, auditorio para capacitaciones, oficinas para profesionales de la construcción y un gran coworking, con una vista privilegiada, para quienes se desempeñan en el sector.

Estos amenities ubicados en la planta alta de los salones buscan generar un ambiente confortable no solo para los visitantes sino también para quienes trabajarán en el lugar. De este modo, se ha pensado un gimnasio para los empleados así como un lugar para que los niños jueguen. Pero no se trata de cualquier sitio infantil sino de una especie de club temático en el que los juegos estarán relacionados con el mundo de la construcción.

Todo, en medio de un gran espacio verde con estacionamiento para 160 vehículos. La obra incluye una calle perimetral para el ingreso de los camiones de carga y está en marcha desde febrero de 2018.

No obstante, la idea lleva unos diez años en la mente de los Saldaña que, en 2013 con la realización del master plan y, en 2014, con la adquisición del terreno luego de un minucioso análisis de diversas zonas de Mendoza, comenzó a ser una realidad.

El grupo Saldaña siempre ha estado muy enfocado en la atención de empresas constructoras y están convencidos de que los mayores logros se alcanzan al hacer sinergia con otras firmas, al asociarse o participar de redes y estructuras similares. De hecho, Saldaña Hierros forma parte de la Red Edificar.

“Queríamos crecer en otros nichos con algo que no existiera en Mendoza”, se entusiasma José Luis para quien la provincia estaba ávida de proyectos de estas características y que –junto con su hermano- espera paciente la finalización de una mega obra que les habrá llevado 4 años de ejecución pero que podría haber consumido un año más, dado lo ambicioso de la propuesta.

Para obtener más información sobre el mall podés llamar al 261 4532769 o escribir a [email protected]