Rodrigo Hernández dirige Rotorc Argentina, empresa metalmecánica local que ofrece un servicio integral en equipamiento para torque, levantamiento de cargas, mecanización in situ de cañerías y bridas. Durante la cuarentena, luego de analizar diferentes escenarios y posibilidades, decidió adaptarse a las nuevas necesidades del mercado e incursionar en la fabricación de sanitizantes y medidores de temperatura.

“La fase 1 de la cuarentena la empresa estuvo cerrada y aprovechamos ese tiempo para sacar pendientes. (Estábamos en pleno proceso de certificación de la ISO 9001 2015). Nos dimos cuenta de que funcionaba todo lo que tenía que ver con primera necesidad y se nos ocurrió desarrollar un dispenser de alcohol en gel para hogares, comercios, industrias y oficinas. Así nació Apligel, fabricado en metal y con un aplicador a pedal para evitar el contacto manual. Lanzamos una primera tanda de 20 equipos para el Poder Judicial de Mendoza que los necesitaba al retomar sus actividades. Fueron apareciendo otros pedidos y se sumaron consultas de clientes sobre pistolas para tomar la temperatura.

Ese fue el puntapié inicial para generar un equipo llamado TuTem que permite tomar la temperatura a las personas de manera automatizada con tecnología aprobada por ANMAT.
El equipo cuenta con 3 modelos disponibles según la necesidad: ‘box’, destinado a instituciones públicas, comercios e industrias; ‘portal’, desarrollado principalmente para centros educativos y ‘mobile’, pensado para controles viales.

Resolvimos el proyecto metalúrgico y la producción de los dispensers con el equipo de Rotorc Argentina y la parte de electrónica, en sociedad con Xtorc. La inversión inicial fue de 200.000 pesos”, destaca.

Adaptarse y crecer

“Fue muy interesante el proceso de reinvención en la venta, pasar de una experiencia industrial al cara a cara. También incorporamos la modalidad de alquiler ya que en este contexto de incertidumbre, varias empresas y organizaciones prefieren esa alternativa”, confiesa Hernández.

En cuanto a los costos, indica: “Apligel tiene un valor promedio de venta de $ 4500 y de alquiler, de $ 1000 mensuales. TuTem, de 80.000 para la venta y de 20.000 mensuales para alquiler”.

Próximamente, el empresario proyecta expandir el producto a otros mercados. “Creemos que hay grandes oportunidades de crecimiento dentro y fuera del país en centros médicos, malls y supermercados. La idea es proveer el plano del diseño de los equipos y vender la electrónica, que es el verdadero know how. Tenemos precios muy competitivos para llegar a Latinoamérica y la idea es comenzar por Chile”, adelanta.

Rotorc, dentro de una competencia de Petrobras

“Desafío 6” es una competencia que ha lanzado Petrobras en Brasil y consiste en financiar el desarrollo de un aplicativo e interfaz relacionado a internet de las cosas y transformación digital. Para eso, convoca a start ups y emprendedores a sumarse. Invitado por ASERVTECH, su socio estratégico en ese país, Rotorc está participando del certamen.

“Hemos desarrollado una aplicación web para el seguimiento y disponibilidad de datos en tiempo real de las uniones bridadas intervenidas. En el caso de ganar el concurso, Petrobras pasa a ser socio del desarrollo y lo impulsa a nivel mundial”, comenta Rodrigo Hernández.