En el año de su 120 aniversario, Luigi Bosca pega un salto en el estilo de sus vinos y da vida a un nuevo porfolio de alta gama: Luigi Bosca De Sangre, una línea compuesta por siete etiquetas de parcelas que representa el lanzamiento de un segmento hasta ahora inédito para la compañía, con cuidado al detalle y la exploración de vinos de clase mundial.

De Sangre echa raíces en una tradición establecida por los Arizu, propietarios de Luigi Bosca hace más de un siglo, en la que los vinos especiales, los que se diferenciaban o se guardaban para el consumo familiar, se llamaban De Sangre. Alberto Arizu, director de la compañía, durante la presentación de los vinos esta semana, contó que su abuelo “les puso ese nombre; cuando encontraba algo especial en un vino, decía que era un vino de sangre, de la familia”.

El nuevo porfolio es la primera de una serie de acciones que Luigi Bosca hará en su 120 aniversario y se inscribe en un plan enológico de largo plazo que empezó con la incorporación de Pablo Cúneo como Jefe de Enología, en 2017. Desde entonces, la empresa viene trabajando en la segmentación de los viñedos en parcelas, en el estudio del patrimonio genético de las fincas –que el ingeniero Alberto Arizu padre cuida con celo científico– y en la expansión de horizontes.

Luigi Bosca nació con el corazón en Luján de Cuyo y cultiva el mismo espíritu pionero de los fundadores. Por eso, desde 2005 –cuando incorporó la primera finca en Valle de Uco, llamada Miralejos, en el centro de Paraje Altamira, y luego Miradores en Villa Seca, Tunuyán– las fronteras productivas se expandieron a otros orígenes. Cúneo define: “Creemos en el potencial que tiene la combinación de uvas para lograr vinos más complejos, como así también la exploración de las particularidades de cada terruño”.

Luigi Bosca De Sangre

Los nuevos De Sangre ofrecen la visión ajustada de este ideario. Mientras que la estrella del porfolio es un De Sangre Cabernet Sauvignon 2018, que combina uvas de Luján de Cuyo y Valle de Uco, De Sangre Malbec Edición Limitada 2017 se elabora con una parcela de Paraje Altamira. “En Luigi Bosca trabajamos sobre los detalles, y los microterroir, para encontrar la mejor expresión de cada varietal, la precisión de la fruta y la complejidad”, dice Cúneo.

Y completa: “Creemos en el potencial del Cabernet Sauvignon para ser un vino de clase mundial. Para conseguirlo, empleamos Las Compuertas por el aporte de especias y elegancia; Agrelo, por la fruta negra, la fuerza y la estructura; Altamira, por la fruta roja, la dulzura de boca y los taninos de grano fino; y Gualtallary, por la fruta, la frescura y la tensión”.

Esa precisión en el manejo y en la elaboración en términos estilísticos se traduce en que los vinos incorporan por primera vez la firma de Alberto Arizu y la de Pablo Cúneo.

El porfolio Luigi Bosca de De Sangre completo

1. Luigi Bosca De Sangre Malbec Valle de Uco 2018: proviene de una selección de parcelas de las fincas Los Miradores y Miralejos. El suelo aluvional y pedregoso de estos terruños, al pie de los Andes, aporta estructura, pureza y una muy atractiva tensión en el paladar. Precio sugerido: $2.600.

2. Luigi Bosca De Sangre Malbec D.O.C. 2019: elaborado bajo las pautas de la Denominación de Origen Controlada Luján de Cuyo, es el fruto de parcelas especialmente elegidas de fincas situadas en Las Compuertas, Vistalba y Agrelo. El suelo franco arenoso y pedregoso de este terruño aporta la fruta, la redondez y la estructura a este vino que busca reflejar la esencia del Malbec en el histórico terroir mendocino. Precio sugerido: $2.160.

3. Luigi Bosca De Sangre Cabernet Sauvignon 2018: combina parcelas elegidas de Las Compuertas, Agrelo, Gualtallary y Altamira. El resultado es un tinto sobrio, de excelente tipicidad varietal, compacto, de gran estructura y elegancia. Carácter y complejidad como muestra de lo que esta variedad es capaz de expresar en Mendoza. Precio sugerido: $2.800.

4. Luigi Bosca De Sangre Cabernet Franc 2018: este ejemplar proviene de viñedos ubicados en Finca El Paraíso, Maipú, donde el Cabernet Franc expresa virtudes muy singulares. Pionera en el trabajo e investigación de la variedad, Bodega Luigi Bosca presenta este exponente especiado, intenso, vibrante y fresco. El suelo franco arenoso del terruño aporta el cuerpo compacto y la textura redonda a este vino de gran elegancia y complejidad. Precio sugerido: $2.600.

5. Luigi Bosca De Sangre Malbec Edición Limitada 2017: elaborado con parcelas de Finca Miralejos, en Paraje Altamira. El suelo pedregoso y calcáreo aporta verticalidad y mineralidad a este vino y propone trazos florales. Recientemente obtuvo 94 puntos otorgados por el prestigioso Master of Wine inglés Tim Atkin. Precio sugerido: $3.350

6. Luigi Bosca De Sangre White Blend 2020: compuesto por Chardonnay, Semillón y Sauvignon Blanc, es elaborado a partir de parcelas plantadas Gualtallary y Tupungato. Fiel reflejo de la experiencia de la familia Arizu en el manejo de blends blancos de alta gama, el equilibrio entre sus distintos componentes da como resultado un vino de gran frescura, nervio y tensión, que expresa la vocación innovadora y el conocimiento adquirido a lo largo de 120 años de historia. Precio sugerido: $1.800.

7. Luigi Bosca De Sangre Red Blend 2019: este blend tinto compuesto por Cabernet Sauvignon, Syrah y leves aportes de Merlot es elaborado a partir de parcelas de fincas propias situadas en Las Compuertas y Agrelo. El equilibrio entre los distintos componentes de Luján de Cuyo da como resultado un vino redondo, expresivo y genuino de su terroir de origen, que busca expresar con transparencia esta tradicional zona mendocina. Precio sugerido: $2.160.