La semana próxima Bodega Alta Vista va a lanzar el primer vino con la denominación “Campo de los Andes” en la etiqueta. Se trata de Albaneve Single Vineyards.
La presentación estará a cargo de Didier Debono, Head Winemaker de Bodega Alta Vista, junto a la ingeniera agrónoma Pamela Alfonso, directora agrícola de la bodega de capitales franceses.
No será una presentación más, sino que se apunta a valorizar un nuevo terroir del Valle de Uco.
Alta Vista fue una de las bodegas fundadores del Clos de los Siete, y si bien mantiene sus viñedos en Vista Flores -por lo que conocen muy bien la zona-, se abrieron del proyecto original, nunca instalaron bodega dentro del Clos, y apostaron por hacerlo en Chacras de Coria.
Las características de la finca Albaneve, ubicada en Campo de los Andes, Tunuyán (Valle de Uco) donde el suelo es profundo y calcáreo, lo cual le otorga notas minerales a sus vinos. Ubicado a 1100 metros sobre el nivel del mar, es una de las zonas más frías y altas de la provincia de Mendoza para el cultivo de la vid. El secreto es su emplazamiento al pie del Cordón del Portillo, con cumbres de 5.000 metros, lo que produce gran amplitud térmica entre el día y la noche y un cono de sombras a última hora de la tarde que lo protegen del sol.
La bodega de capitales franceses (que está en el país desde 1988) posee una finca de 132 hectáreas, de las cuales 92 están plantadas con Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Chardonnay.
Hay que recordar que Campo de los Andes estuvo sonando en los medios porque durante la gestión del Presidente Mauricio Macri se anunció que se iban a vender unas 300 hectáreas productivas que pertenecen al Ejército, y nunca se pudo concretar debido a la resistencia de los pobladores del lugar, y en su reciente visita a Mendoza, el Ministro de Defensa Agustín Rossi anunció que se abortó ese proyecto, que ya estaba frenado en la Justicia.