En una brevísima conferencia de prensa repasó los logros de 2015 (entre ellos, que Amarok fue la pick up más vendida en Córdoba), anticipó planes para este año y admitió el duro impacto que tendrá la crisis brasileña.
“En producción la caída será de entre 10 y 15%”, dijo. Por eso las suspensiones en Córdoba seguirán hasta mayo. En ventas, estiman que el coletazo verdeamarelo será menor gracias a la ampliación de la gama y un plan especial para la pick up que “tiente” a los gringos.
Pablo Di Si (foto) trabaja desde 2014 en Volkswagen y asumió la presidencia de la filial local de la marca alemana hace pocas semanas. Con experiencia en Nuevos Negocios y Finanzas dentro del sector (trabajó en Fiat-Chrysler y fue artífice para la moderna planta que la italiana instaló en Pernambuco, Brasil) sabe que este será un año difícil para el sector. Pero que si se pasa el desierto, el oasis está esperando.
“El 2015 fue muy bueno para el grupo, en todas sus marcas. Por 12do. año fuimos líderes en ventas de 0Km (NdR: el Gol sigue siendo imbatible) y terminamos con un 19% de cuota de mercado; con Audi nos quedamos con casi el 50% del segmento y en planes de ahorro obtuvimos el 23%. Además, seguimos siendo la mayor empleadora de la industria automotriz (más de 7.000)”, dijo a los pocos medios locales –apenas 5, entre los que estuvo InfoNegocios- que fueron invitados a la conferencia.
Desde su planta de Pacheco la compañía despachó casi 85.000 unidades en 2015 (63.000 Amarok y 22.000 Suran) y desde la fábrica de cajas de Córdoba (la exTransax) salieron 770.000 cajas de cambio que equiparon a 1 de cada 10 VW que la alemana comercializó en todo el mundo.
Suspensiones hasta mayo por la crisis brasileña

Pero las buenas noticias duran poco. Y la pregunta por el impacto de la crisis brasileña no se hizo esperar. “Hace 3 o 4 años Brasil producía alrededor de 3,6 millones de autos y ahora son 2,2 millones– puntualizó Di Si-, pero además multiplicó su capacidad instalada en ese lapso y hoy podría fabricar 5 millones de autos. Es decir, está a menos de 50% de su capacidad y con plantas nuevas”, manifestó.
La sintética –y tajante- descripción tiene una clara consecuencia en las automotrices argentinas, a la cual Volkswagen no escapa. Este año, estimó, la caída en la producción será de entre 10 y 15% y por eso desde la planta de Córdoba anticipan que habrá suspensiones hasta mayo próximo.
De acá hasta mayo las naves que fabrican las cajas MQ 200A y MQ200B no operarán durante 13 días por suspensiones de empleados. “Serán 170 los empleados afectados -que irán rotando- pertenecientes a esas plantas, en el caso de la MQ200A se trabajará en este período con un turno menos por día”; explicó María Angela Stelzer, directora de Asuntos Corporativos.
Nuevos modelos para morigerar el impacto.
El porcentaje en la caída de la producción no se trasladaría a las ventas, estimó Hernán Vásquez, vicepresidente de Marketing y Ventas de la firma.
Para que eso suceda planean lanzar este año 7 nuevos modelos de autos (entre novedades “puras” y restyling) para ampliar la gama. Golf GTI; Vento GLI, UP! Cross y el nuevo Passat ya están confirmados. Los otros tres se guardan para después de julio.
En paralelo, preparan un “pack de novedades” para el público que puede interesarle la Amarok.
Además, habrá planes de marketing muy agresivos para pelear por la decisión de compra de los gringos, adelantan.
“La competencia en el segmento de las pick ups será muy interesante este año”, anticipó Vásquez.
Desde el área comercial, estiman que en 2016 la merma sería de entre 5 y 10%. La idea es pasar el desierto. Fuente: Infonegocios
]]>