Según el relevamiento del primer semestre del 2021 llevado adelante por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), del que Asinmet participa, la actividad de la metalmecánica mendocina aún está muy por debajo del nivel nacional.

En Mendoza, la actividad registró un 12,8% de suba en los primeros 6 meses del 2021 frente al mismo periodo del 2020, mientras que el promedio nacional marcó un contundente 25,9%.

En relación a la utilización de la capacidad instalada, también a nivel local se registraron peores números que el promedio nacional en el primer semestre del año: 49,5% frente a 52,5%.

Estos datos fueron analizados en una charla abierta por el canal de Youtube de Adimra, de la que participaron Tomás Canosa y Yanina Busquet, por Adimra, y el presidente de Asinmet, Mariano Guizzo, y el referente del área joven de la cámara Juan Pablo Solís. Ellos fueron los que dieron información respecto a por qué la performance de la industria mendocina en comparación con la nacional.

Guizzo indicó que la razón principal de que Mendoza esté siempre por debajo de la media nacional encuanto a actividad industrial tiene que ver con la matriz productiva de la provincia, ya agotada. “Se ha ido perdiendo el impulso industrial, sobre todo el que generaba el sector petrolero”, indicó el titular de Asinmet.

No obstante, dijo que los últimos acuerdos firmados por la Provincia e YPF entusiasman a las pymes industriales locales con la posibilidad de más trabajo. También citó el relanzamiento de IMPSA y la construcción de la represa Portezuelo del Viento como importantes oportunidades de desarrollo y empleo.

Por su parte, Solís manifestó que se está viendo una tibia recuperación del sector de la construcción, pero con una obra pública que no termina de despegar y lo que se está haciendo, está concentrado en las obras viales.

Destacó también tiene que ver con los costos diferenciados que tienen las pymes metalmecánicas y metalúrgicas mendocinas respecto a costos, por ejemplo, en el caso del acero. “La lejanía con los grandes conglomerados del acero significan para nosotros costos muy altos. Y dependemos de comprar a los revendedores”, detalló.

Por último, Solís manifestó que la minería sigue siendo vista por Asinmet como una oportunidad para generar empleo y desarrollo en Mendoza: “Es una oportunidad para que nuestra provincia vuelva a crecer. Por eso hoy desde Asinmet estamos dando los debates necesarios y preparando a nuestras empresas”.