Por Guillermo Davila

Departamento de Impuestos

TGA Auditores y Consultores

Se modifica la modalidad de facturación por medio de la sanción de la ley 27440 y se crea un nuevo comprobante denominado “Factura de Crédito Electrónico” cuyo objetivo es el de brindar mayor financiamiento a las denominadas Pymes.

A través de dicho comprobante se busca transformar crédito comercial en crédito financiero otorgando de esta manera mayor liquidez y acercando a este tipo de empresas al mercado financiero, obteniendo menores tasas que los sistemas tradicionales.

Este comprobante no se utilizara en la universalidad de las operaciones sino que será obligatorio solamente cuando las empresas PYMES le facturen a las denominadas Empresas Grandes que son aquellas que superen los montos de la RG 154/2018, en el micrositio de AFIP se puede encontrar el listado actualizado de dichas empresas.

Además este comprobante se utilizara opcionalmente entre empresas PYMES quienes podrán adherirse ingresando con CUIT y clave fiscal al servicio Sistema Registral, menú “Registro Tributario”, opción “Características y Registros Especiales”.

La operatoria del comprobante funciona de la siguiente manera: la empresa PYME emite su factura de crédito y el receptor del comprobante tiene 30 días contados a partir de la fecha de puesta a disposición del comprobante, la cual será a la hora 24 del día inmediato siguiente a su puesta a disposición en el domicilio fiscal electrónico, para aceptarla o rechazarla (con fundados motivos) en caso de silencio por parte del receptor opera la figura de la aceptación tácita. Para poder aceptar, rechazar o consultar el estado de las facturas.

La Administración Federal de Ingresos Públicos pone a disposición el servicio de Registro de factura de crédito electrónica. AFIP por medio de este nuevo servicio ofrece a las PYMES un registro de todas las facturas a cobrar.

El rechazo o aceptación cobra una importancia relevante ya que la factura de crédito con fecha de pago se convierte en un título ejecutivo y no cartular conforme al art 1850 del Código civil y Comercial de la Nación.

Una vez aceptada la factura de crédito, ya pasados 30 días desde su puesta a disposición, se le abre la opción a la PYME de transmitir la factura al agente de depósito colectivo en la Caja de Valores quien luego la transferirá a la plataforma donde la PYME tenga su cuenta donde se llevara a cabo la negociación, dicha plataforma analizará el riesgo del deudor y sugerirá un valor de descuento.

Una vez negociada la factura la PYME recibirá los fondos de manera instantánea. En el momento en que la empresa decida negociar la factura, llegará una notificación al domicilio fiscal electrónico del pagador la cual informará que al vencimiento para el pago deberá transferir el importe neto al CBU de la caja de valores.

Previamente a negociar la factura las PyMES deberán contar con una cuenta comitente la cual se podrá obtener por medio de la plataforma TAD -Tramites a distancia de manera totalmente digital.

El cronograma de implementación del Ministerio de Producción del nuevo comprobante se da de manera paulatina, por distintos actividades y por montos el objetivo es llegar al mes de diciembre del corriente año abarcando todos los sectores de la economía y fijar un monto de $100.000 a partir de los cuales será obligatorio la emisión de este novedoso comprobante.