Las obras de pavimentación y remodelación en la Avenida Urbana del Oeste, de Godoy Cruz, avanzan a ritmo sostenido, luego de un año de haber estado paralizadas y ya se completaron el 86% de los trabajos sobre esta nueva traza que tendrá características de autopista urbana en doble vía.

“La avenida va a tener características diferentes al Corredor del Oeste, tiene otra velocidad de diseño distinta, va a producir que el tránsito vehicular sea más lento pero igualmente fluido y permitirá descomprimir la zona del Oeste que bordea el piedemonte, ya que articula 32 barrios”, comentó Jorge Simoni, subsecretario de Obra Pública.

A pesar de la magnitud y complejidad que presenta, los gobiernos provincial y municipal trabajan sobre varios frentes en esta obra que atraviesa distintas zonas urbanas y que requiere de labores de reordenamiento vehicular, intervenciones hidráulicas y modificaciones en líneas de alta tensión.

En este último aspecto, Edemsa comenzará a realizar tareas para la modificación de la línea de alta tensión que se emplaza sobre la rotonda Los Cardos. Según las previsiones, entre abril y mayo comenzarán los trabajos de elevación del tendido eléctrico.

Mientras tanto, se trabaja sobre otros frentes de obra, como el montaje del puente sobre el canal Maure, la adecuación de la rotonda San Vicente-Talcahuano y las rotondas de calle Segundo Sombras y Gorriti. Sobre esta última se requirió la intervención de la Dirección de Hidráulica, debido a la necesidad de solucionar cuestiones aluvionales a través de la construcción de un canal de drenaje.

“El trabajo que estamos haciendo tiene mucha articulación con los vecinos y es una obra que ha generado mucha infraestructura de servicios para el entorno como agua, cloaca y energía eléctrica”, sostuvo Diego Coronel, secretario de Obras y Servicios de Godoy Cruz.

En el proyecto original se planteó dividir en cinco tramos los 6,65 kilómetros de la traza que se desarrolla entre la avenida San Francisco de Asís y la rotonda donde confluyen el Corredor del Oeste y la Ruta Provincial 10, más conocida como Rotonda de Palmares.

Varios de esos tramos ya fueron habilitados, pero aún queda completar otras obras, por lo que se estima que a fines de setiembre podrían estar concluidos los trabajos.

Las obras

Con el objetivo puesto en descomprimir la circulación en el Corredor del Oeste y mejorar la conexión entre los departamentos de Godoy Cruz, Luján de Cuyo y Ciudad, las obras se basan en la construcción de una carpeta asfáltica con barreras de separación entre los dos carriles de circulación que se ejecutan en doble vía, defensas metálicas y aluvionales, cunetas y banquinas, alumbrado led, seis rotondas y tres puentes.

Planteado en cinco tramos, con diferentes características desde el punto de vista del desarrollo urbano, el primero de 900 metros de longitud prevé la apertura de la calle Perón desde la Rotonda de Palmares hasta la calle Los Cardos. Las calzadas están divididas con una defensa tipo New Jersey.

El segundo tramo, netamente urbano, está delimitado por los barrios La Estanzuela y Puesta del Sol y se extiende desde calle Los Cardos y Lorenzo Soler.

El tercero está comprendido entre las calles Lorenzo Soler y Einstein. Sobre este sector se deben reubicar las líneas eléctricas y, además, se construyen cunetas de hormigón.

El cuarto tramo se emplaza entre calles Einstein y Pedro Goyena y el quinto en calle San Vicente, entre Vistalba y San Francisco de Asís.

Para un adecuado nivel de servicio, se plantearon obras especiales como la construcción de tres puentes: sobre el dique Maure, sobre calle Vistalba y sobre el zanjón Frías. Además, se realizará la adecuación de la rotonda San Vicente-Talcahuano y la ampliación de calzada en la rotonda sobre calle San Francisco de Asís.

Además, a lo largo de la traza se emplazan seis rotondas, en: calle Los Cardos y Avenida Perón; la segunda, en calle Segundo Sombra y Avenida Perón; la tercera, sobre calle Barbados, Gorriti y Avenida Perón; otra sobre calle Vistalba, Gorriti, y las avenidas Perón y San Vicente; una, en calle Talcahuano y avenida San Vicente, y la última, en las avenidas San Vicente y San Francisco de Asís.

Cabe recordar que las obras tienen financiamiento del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, del Ministerio del Interior.