El fascinante mundo del vino nos lleva a descubrir siempre cosas novedosas, y como periodistas especializados en temas puntuales, nos impone tratar de encontrarlas. En ese sentido apuntamos a los “Blanc de Noir”, es decir vinos blancos producidos con uvas tintas.

Hablamos de vinos tranquilos (espumosos hay varios en base a Pinot Noir), y dejamos de lado los rosados ya que estos en su mayoría se producen con uvas tintas, y elegimos esta categoría de “Blanc de Noir” porque proponen un nuevo desafío para los enólogos, atreverse a más, en nuestro concepto es salir de la zona de confort.

Y cuando ya teníamos seis exponentes, de seis bodegas distintas, y cinco varietales diferentes (solo se repite un Malbec), y los teníamos en nuestra bodeguita para fotografiar…apareció un séptimo ejemplar desde el Norte (Cafayate), y si bien no tenemos esa botella con nosotros (para descorchar, paladear y fotografiar) pudimos hablar con su enólogo.
Entonces tenemos:

  • Vicentin Blanc de Malbec 2019
  • Código, Solandes Orgánic Wine Merlot Blanc
  • Aequus Nocte Blanc Cabernet Sauvignon 2019 de Bodega Vila
  • Blanc de Bonarda 2017 de Matías Morcos
  • Andeluna Blanc de Franc 2019
  • Trivento White Malbec 2019…
  • y cuando se estaba por cerrar el sport apareció desde Salta El Esteco Blanc de Noir Pinot Noir.

Para explicarlo a grandes rasgos, los “Blanc de Noirs” es la expresión utilizada para calificar los vinos blancos elaborados con cepas de tinto, separando el jugo, ya que la pulpa de la uva por lo general es incolora, de la piel que es la que le da color, y mediante un prensado controlado, esto evita la difusión de los colorantes que le aporta el hollejo.

Pero antes de entrar con cada uno de esos vinos, hablamos con un “maestro de maestros”, el “Turco” Jorge Nazrala, Prefesor de Enología 1 de la Facultad de Ciencias Agraria (UNCuyo) y también de “Eno 1” en la Tecnicatura de Enología en Don Bosco.

-¿Cómo es esto de hacer Vino Blanco de uvas tintas?
– La vid tiene esa gran virtud, que es tener la materia colorante, que se llaman antocianos, que pertenecen a un grupo más grande que se llaman polifenoles, que están alojados en la piel, en las primeras 10 o 12 capas de la piel, que son las capas más superficiales. Por eso es que es lícito tecnológicamente hablando, hacer vinos blancos con uvas tintas.

-¿Cómo es el proceso?
-Esto se hace estrujando o prensando simplemente, y sacando el jugo sin contacto con las pieles, o en todo caso dejándola muy poco tiempo. Aunque cuando la fruta está demasiado madura la materia colorante se excede muy rápidamente.

-¿Y la gran mayoría de los cepajes tiene la pulpa incolora?
-Todas la Vitis Viniferas tienen la pulpa blanca, a excepción de las tintoreras. Hay muchas tintorerías en el mundo, las más conocidas por nosotros son los cruzamientos de las Bouchet Como la aspirant bouchet o la Alicante Bouchet (N de la R también conocida en España como Garnacha Tintorera), o las Pinot Tintorieur, que además de tener el hollejo coloreado, tienen también la pulpa coloreada, donde tienen también antocianos.

-¿Y cuándo hablamos de blancos escurridos?
-Cuando uno hace “blanco escurrido” al fin y al cabo es lo mismo. El blanco escurrido es el que se hace con las criollas, y es el mismo concepto: separar el mosto del hollejo para que quede vino blanco. En realidad las criollas para el INV son variedades rosadas. En mis clases cuando hablamos de esto yo digo que una cosa es decir “blanco escurrido” y otra cosa es hacer “Blanc de Noir”, porque aunque tecnológica y enológicamente estás haciendo lo mismo, que es separar los hollejos para que no se pase el color, pero es más fino llamar “Blanc de Noir” que “Blanco escurrido”.

-¿Una cuestión de marketing?
-Sí

-¿Y también está permitido ponerles un “chimichurri” para clarificarlos-
-El INV (y otras legislaciones en el mundo) autoriza el empleo del carbón vegetal activado que es un decolorante muy fuerte para “los vinos manchados”, que son aquellos que se les pasó un poco de colorante y quedan un poco ‘Pink’, con un tono rosadito. Y está permitido poner hasta 1 gramo por litro, aunque el carbón tiene un problema ya que es desodorizante. Y cuando uno hace vino blanco lo que se trata de lograr es que tengan perfume -que también están en el hollejo- y si no se hace mucho contacto con la piel, salen poco perfumados, y el carbón no es lo mejor ya que al desodorizarlo los hace perder perfume, por eso hay que trabajar tecnológicamente, con vendimias frías, con prensados muy suaves, y con rendimientos muy bajos para evitar que pase el color.

-¿En las épocas de gloria del consumo cuando se había impuesto el vino blanco, este se hacia con uvas tintas?
Efectivamente, el vino blanco se hacía de uvas tintas, y nosotros hemos tomado aquí en la Argentina vino blanco hecho con Malbec aunque te cueste creerlo.
Obviamente, si bien el concepto entre los blancos escurridos y los “Blanc de Noirs” es el mismo, los primeros son vinos de traslado en donde prima el volumen, y en estos que presentamos se apunta a la calidad.

  • VICENTIN BLANC DE MALBEC

El primero que descubrí fue un Blanc de Malbec que realizó Carola Tizio cuando trabajaba para Vicentin. Carola nos comentó: “Me había pedido elaborar un vino blanco, y como yo hacía solo tintos, se me ocurrió hacer este blanco de Malbec”.
Vicentin luego compró y anexó Bodega Sottano, y siguieron elaborando el Vicentin Blanc de Malbec.
Adrián Toledo, su enólogo, nos dijo:
– Vicentín fue el pionero que lanzó al mercado un Blanc de Noir Malbec. Básicamente lo que hacemos es que trabajamos con uvas de Valle de Uco, de la zona de Chacayes. Y lo que hacemos es una cosecha temprana para tener un alcohol bajo y una buena acidez, y por prensado directo. Prensamos a racimo entero y obtenemos mostos y jugos con muy poco color. Después en el proceso de fermentación se lo trata como un blanco, a bajas temperaturas para conservar los aromas, se embotella rápido -en agosto aproximadamente- para poder conservar toda la frescura y la juventud del vino.
-¿Y ser pioneros los instaló con un vino diferente?
-Es un vino que a nosotros nos da bastantes satisfacciones, porque vendemos bastantes botellas, y nos ha abierto muchos mercados porque es un vino distinto. Sé que ahora hay varias versiones, porque lo hacen también con Cabernet Franc, Merlot, etc., pero Vicentín fue el primero que lanzó al mercado este tipo de vinos.

  • CÓDIGO MERLOT BLANC (Solandes Orgánic Wine)

Claudia Cabeller y su marido Mario Fragapane nos invitaron a una degustación organizada en el ciclo “Brindis Con La Luna” de su blog “La Noche En Vino”, con los vinos de la bodega de vinos orgánicos Solandes, con finca en Villa Atuel, al sur de San Rafael, que contó con Marcela Caram, una de las responsables del emprendimiento, y nos encontramos con la sorpresa de este “Merlot Blanc”.
Claudia, en su blog explicó: “Esta novedad Merlot Blanc, del cuál existen solo otros dos exponentes más en el mundo, uno en Suiza (en Ticino, el cantón italiano) y el otro en Italia, es el resultado de la innovación permanente a la que somete a sus uvas la Winemaker de Solandes Marcela Villalón Olivares. Solo 521 botellas son las producidas de Merlot Blanc”.
El 100% del vino tuvo 9 meses de guarda controlada en barricas de roble americano tostado medio de primer uso.
En sus notas de cata, en nariz presenta notas de durazno y ananá. Estos aromas se ensamblan con los provenientes de su pasaje por barrica sin opacarlos. También se perciben aromas propios de una excelente evolución de la matriz del vino. En cuanto a la vista se presenta límpido, en el color presenta tonos dorados producto de su paso por barrica sin observarse tonos de oxidación. En boca se repiten los aromas detectados en nariz y además se percibe una acidez presente que invita a seguir degustando el vino. Es largo en boca, muy persistente.
El ingeniero agrónomo especialista en suelos, Pablo Caparrós, opinó de este Merlot Blanc en Vivino: “Estroboscopico. Una cosa de otro planeta. Quizás pasado en madera pero muy bueno. Merlot blanco raro, pero rico”.

  • AEQUUS NOCTE BLANC CABERNET SAUVIGNON (BODEGA VILA)

Fuimos a Bodega Vila, con una historia de 160 años que sorprende, tanto como este “Blanc de Noir” de Cabernet Sauvignon, cuya vinificación lo ha dejado transparente, casi como un Chenin, amalgamando complejidad, acidez, y frescura, realmente sorprendente.
Empecemos por el nombre “Aequus nocte”, del latín aequinoctium (equinoccio) y aequus nocte: “noche igual”. Son los momentos del año en los que el Sol está situado en el plano del ecuador celeste. Ese día y para un observador en el ecuador terrestre, el Sol alcanza el cenit (el punto más alto en el cielo con relación al observador, que se encuentra justo sobre su cabeza, vale decir, a 90°). El paralelo de declinación del Sol y el ecuador celeste entonces coinciden.
Iván Fernández, enólogo de la Bodega de José “Pepe” Vila, explicó: “Elegimos elaborar un Cabernet Sauvignon como vino blanco porque es nuestra cepa fuerte y lo elaboramos de forma idéntica como se elabora un Chardonnay o un Sauvignon Blanc. Recibimos la uva del viñedo, se separa de los orujos y se fermentan los mostos a baja temperatura, ahí es donde se logran los aromas y en este caso son los mismos de la uva característica, podemos apreciar el pimiento”.

  • BLANC DE BONARDA (MATÍAS MORCOS)

Matías Morcos, con tan solo 24 años de edad, fue designado este año por el crítico chileno Patricio Tapia como “Enólogo revelación”…y entre sus producciones “diferentes” están un vino elaborado con Criolla, y este Blanc de Bonarda.
Este Bonarda Blanco sorprende, porque es diferente, mantiene la estructura de la cepa que le dio origen, sus notas frutales, pero aporta la frescura y acidez de un blanco.
El joven Morcos nos dijo: “Oscar ¿Por qué Blanc de Noir? Pará seguir evaluando la versatilidad de la Bonarda y todo lo que puede ofrecernos. Además para tener un producto más fresco y ampliar la gama de consumo a la que llegamos con la Bonarda tinta clásica, permitiéndonos así una mayor difusión de la variedad”.

  • ANDELUNA BLANC DE FRANC

Soy un apasionado de los Cabernet Franc, y Manuel González, enólogo de Andeluna, es uno de sus mejores intérpretes…y hace como un año y medio este “enólogo y poeta” me confió que iba a elaborar un Blanc de Noir de Cabernet Franc.
Recientemente lo presentaron, con toda una nueva línea, y un cambio de imagen para los vinos de Andeluna, y fue sin dudas una verdadera atracción. Es diferente desde el packaging, ya que su botella importada es “cuadrada” y tiene una etiqueta en relieve. Presenta la complejidad, sutileza y elegancia típica del varietal, pero con la frescura y acidez de un blanco, aunque está –como se dice en el boxeo- “en el límite de la categoría”, ya que a simple vista parece un rosé (o un vino naranja). Tal vez, para la cosecha 2020 y que le haga honor al nombre Blanc de Franc (y que se sienta como un real exponente de un Blanc de Noir y que no sea un rosado más) lo dejaría con menor maceración.
Manuel González, nos dijo: “Nuestra estrella de la noche en la nueva presentación es un Blanc de Franc, que sólo definimos como un vino blanco, aunque el vino tiene un tono rosado. Pero para mí es un vino blanco porque está elaborado como un vino blanco. Desde el viñedo este vino nos llevó bastante tiempo en el diseño porque nosotros desde el principio cortamos la uva temprano, y elaboramos el vino, pero está elaborado con otro concepto, porque había que trabajar el viñedo como una uva blanca, y esto significa modificar el sistema de irrigación, el sistema de manejo de canopia, y más labores culturales en el viñedo. Y el resultado fue grandioso en esta cosecha 2019. Blanc de Franc, así lo denominamos y así está registrada la marca”.

  • TRIVENTO WHITE MALBEC

Trivento Reserve White Malbec 2019 es un vino que la bodega de capitales chilenos produjo con un sentido social, y el equipo enológico, con Maximiliano Ortiz como líder del proyecto, incursionó en la elaboración de un blanco a partir de uvas tintas y así nació el White Malbec.
Con la idea de involucrar a los colaboradores de la bodega en el programa Vientos de Oportunidad, en 2018 se realizó una jornada para generar ideas creativas. Muchos coincidieron en que Malbec es la variedad más representativa, pero también surgió la inquietud de presentarlo de una manera innovadora. Con este desafío surgió este vino.
Se recopilaron propuestas sobre colores y mensajes para la etiqueta. Como el nuevo vino saldría al mercado con un sólo fin: recaudar fondos para becas educativas, se decidió que tuviera la marca más vendida de la compañía y número uno en Europa: Trivento Reserve.
Este White Malbec permitirá cuadruplicar las becas anuales de estudios entregadas por la bodega a través de FonBec. La educación es una herramienta con gran impacto multiplicador, por eso Trivento destina recursos a becas para que estudiantes mendocinos de alto rendimiento académico terminen sus estudios.
Fernanda Bertinatto, jefe de Desarrollo Organizacional y Experiencia Interna asegura que “nos comprometimos hace más de una década con la educación, un factor que influye profundamente en el progreso de las personas. El gran desafío es encontrar diferentes fuentes de financiamiento para otorgar cada año más becas”. Y agregó que “el objetivo para 2020 es reunir fondos para entregar 50 becas adicionales anuales articuladas a través de FonBec”.

  • EL ESTECO BLANC DE NOIR (PINOT NOIR)

Y cuando ya teníamos cerrada prácticamente esta nota, apareció un vino de último momento: El Esteco Blanc de Noir (Pinot Noir).
Si bien se elaboran muchos Pinot Noir como Blanc de Noir en la Argentina, estos se destinan a vino base de espumantes, pero este es el único que conocemos destinado a Vino Tranquilo.
No lo hemos probado, ni lo tenemos con nosotros, pero nos comunicamos a Salta con el enólogo de la bodega de Cafayate -que es controlada por el Grupo Peñaflor- Alejandro Peppa, quien nos dijo: “El Esteco hace ya un par de cosechas atrás hicimos un muy lindo proyecto, en la línea justamente de El Esteco Blanc de Noir 100% Pinot Noir, que lo tenemos plantado a 2000 metros sobre el nivel del mar, en Chañar Punco. Y lo hacemos con una delicadeza de trabajo muy grande, cosechando a primera hora de la mañana, con un grado alcohólico atenuado, cercano a los 12, 80/13° para tener una frescura natural importante, y lo llevamos a la prensa neumática a racimos enteros, sin despalillar, y lo procesamos con muchísimo cuidado utilizando solamente el jugo-gota y separando las prensas para obtener un Pinot Noir súper delicado que tiene una tonalidad prácticamente blanca, o podríamos definirlo con un salmoncito prácticamente rosadito. Un vino muy refrescante en la nariz, de aromas frutados pero muy delicados, y en boca te lo imaginas con buena acidez, fresco, fácil de tomar. Se envasa en una botella color caramelo para proteger el color durante el tiempo de conservación en botella, y tiene un tapón DIAM de 30 lo cual también le va a dar le da al vino la posibilidad de crecer en la botella. Es bien mineral, de gran altura, mucha piedra, mucho calcáreo. Es un proyecto muy bonito”.