Bodega Kaiken, en Luján de Cuyo.

Unas tres mil hectáreas de terreno son las que ya poseen las viñas chilenas en Argentina, cuyo negocio en este país se ha enfocado principalmente en la exportación. La última incursión de las firmas locales en ese país se realizó a principios de este mes, cuando VSPT Wine Group (Viña San Pedro Tarapacá), ligada al Grupo Luksic, acordó la adquisición de Bodega Graffigna, en la provincia de San Juan.

Solo un grupo menor de empresas chilenas tiene presencia en Argentina:

  • Concha y Toro, de la familia Guilisasti, que posee Trivento
  • VSPT, que tiene Finca La Celia y acordó la compra de Graffigna
  • Santa Rita Estates, del Grupo Claro, a la que pertenece Doña Paula
  • Viña Montes, del empresario Aurelio Montes Baseden, que controla Kaikén.
  • El empresario chileno y exdueño de una parte de la propiedad de viña San Pedro, Patricio Reich, también tiene Bodega Renacer.

De ellas, Concha y Toro es la que cuenta con el mayor número de hectáreas en Argentina con Trivento. La firma, adquirida por la compañía de la familia Guilisasti en 1996, tiene 1.245 hectáreas plantadas en cuatro valles.

Además, posee tres bodegas y una planta de embotellado. “Desde su creación, la compañía ha invertido US$ 112 millones a 2017, que han sido destinados principalmente al desarrollo de capacidad productiva”, afirmó la directora de Asuntos Corporativos de Concha y Toro, Blanca Bustamante.

La ejecutiva agregó que el foco de Trivento está en los vinos de exportación y que la exposición al mercado doméstico trasandino es muy baja.

VSPT Wine Group posee hoy 379 hectáreas con Finca La Celia. Sin embargo, concretado su acuerdo por Graffigna, pasarán a ser dueños de 679 hectáreas. Con sus actuales operaciones en Argentina, ubicadas en el Valle de Uco, ya posee en ese país una capacidad de envasado de 4.500 litros por hora. Sin embargo, con esta nueva compra, espera elevar sus ingresos en Argentina y llegar a los US$ 35 millones.

Pese a ello, el foco de VSPT no solo está puesto en Argentina. El gerente general de la compañía, Pedro Herane, reveló que “en línea con nuestra política de abastecimiento en Chile, el año pasado compramos un campo cerca de San Javier de aproximadamente 430 hectáreas, con el objetivo de aumentar la producción agrícola propia”.

A su vez, Santa Rita Estates, a la que pertenece Doña Paula, que hoy tiene 717 hectáreas plantadas en Luján de Cuyo y el valle de Uco, Mendoza. Desde Doña Paula comentaron que la firma “posee una bodega con una capacidad de ocho millones de litros. Nos caracterizamos por ser una bodega Estate, ya que las uvas utilizadas para elaborar nuestros vinos provienen 100% de viñedos propios. Esto nos permite tener un mayor control sobre los costos y sobre la calidad de nuestra uva”.

Viña Montes, fundada por el enólogo y empresario Aurelio Montes Baseden, también posee Kaikén Wines en Argentina, con campos de 300 hectáreas propias. Según cuenta Montes, Kaikén posee una bodega con una capacidad para ocho millones de litros y se dedica al negocio de la exportación de vinos finos, con envíos por unas 250 mil cajas.

Pese a la depreciación del peso argentino, estos actores son escépticos sobre que haya un boom de inversiones de viñas chilenas en Argentina. Montes comentó que “por la volatilidad del mercado argentino, siempre debe primar la mesura. No veo que otras firmas estén prontas a invertir allá (en Argentina). Lo que destaco es el mejoramiento del negocio de la exportación, donde estamos situados nosotros, que estaba muy alicaído con el cepo cambiario. Las complejidades están en el mercado interno”.

Blanca Bustamante, de Concha y Toro, sostuvo que Trivento “desde su creación, ha debido enfrentar condiciones más volátiles y de cambio que se generan en ese mercado”.

Pedro Herane, de VSPT Wine Group, coincidió con ese análisis y sostuvo que “el escenario será desafiante para nuestro negocio, pero debemos confiar en nuestras capacidades y en nuestra gente para enfrentar los distintos variables que tiene nuestra industria”.

A su vez, desde Doña Paula, de Santa Rita, consideraron que “la inflación en Argentina ha generado un efecto en la demanda (a la baja) por vinos”.

“Los envíos en Argentina se han compuesto, pero siempre hay que ir con mesura”.
Aurelio Montes Presidente de Viña Montes

“Cada vez que nos hemos embarcado en un nuevo proyecto es con una perspectiva de largo plazo”.
Pedro Herane Gerente Gral. VSPT Wine Group. Fuente: El Mercurio de Chile