La basura es un problema en Argentina y también en Mendoza, claro. “Botellas de amor” es un innovador modelo de reciclaje con amplios beneficios ambientales y sociales que se lleva a cabo en distintos puntos de Latinoamérica.

En Mendoza, en octubre de 2019, un grupo de jóvenes conoció de esta iniciativa y comenzó a trabajar para implementarlo aquí. Poco a poco fueron ganando notoriedad y en tan solo 3 meses han logrado recolectar cerca de 2000 kg de plásticos.

¿Cómo se arman las botellas de amor?

Primero se deben separar los plásticos de un solo uso tales como: sachets, bolsas, cepillo y pasta de dientes, sorbetes y lapiceras sin cartuchos, entre otros. Luego en una botella de plástico limpia, se llena la botella con lo recolectado y lo deben llevar a los lugares de acopio.