Una nueva etapa comienza en ACDE Mendoza presidida por el ingeniero Sergio Martini quien asumió este cargo, de manera interina, luego que María Inés Amoretti presentara su licencia después de tres años y medio en la función, aunque continúa integrando la Comisión Directiva.

Sergio Martini es ingeniero industrial y preside la empresa Martini Cables. Además es miembro de la FEM y del IDITS.

Por su parte, Fernanda Rivarola, es Magister en Comunicación Corporativa e Institucional, Directora de Carreras de la Facultad de Ciencias Sociales y Comunicación de la Universidad Maza y consultora independiente.

Algunas palabras del nuevo presidente:

“La existencia de ACDE nos da la posibilidad de poner en la mesa empresaria la Doctrina Social de la Iglesia. Los valores éticos y morales que nos aporta son los necesarios para que la sociedad en su conjunto sea más justa. El rol que tenemos los empresarios es el de generar riqueza y nuestro compromiso desde ACDE es contribuir a que esa riqueza sea bien distribuida. Que el derrame hacia la comunidad y particularmente a los más desvalidos sea una realidad. En el mundo de los negocios la ética se la presupone pero no siempre se la práctica. Es ahí donde se debe manifestar nuestro compromiso de trabajar por la equidad, que sin valores no es posible conseguir. Para poder avanzar en este sentido estamos trabajando con Fernanda Rivarola, y todos los integrantes de la CD en fortalecer el posicionamiento de la institución.

Con actos útiles tendientes a dejar en claro el mensaje que nos es propio: trabajar por los consensos, por las mesas de diálogo, respetando a los demás y ganándonos su beneplácito y respeto. Las actuales circunstancias nos obligan a estar atentos a la realidad que no deja de golpearnos, para poder aportar nuestra visión conciliadora; para eso el equipo que dirige ACDE Mendoza tiene la disposición, compromiso y decisión de que nuestras buenas intenciones puedan ser puestas por obras. Los invitamos a sumarse a este proyecto que entusiasma y motiva. Vemos y sentimos la posibilidad de que el objetivo está a nuestro alcance porque sabemos como cristianos que la Verdad nos asiste”.