Dentro del mundo del vino, de los winemakers sub 40, Sebastián Zuccardi tiene un nombre y reconocimiento internacional que lo hacen único.

Si bien continúa trabajando junto a su familia en diversos proyectos y emprendimientos que tienen desde hace años, en esta oportunidad Cara Sur, lo encuentra como su primer proyecto personal.

En el año 2013 comenzó junto a su mujer Marcela Manini, y el matrimonio de sus amigos andinistas Pancho Bugallo y Nuria Año Gargiulo, Cara Sur, un proyecto de recuperación de viñedos históricos ubicados en el Valle de Calingasta, en la provincia de San Juan.

El vino Cara Sur lo vienen elaborando desde el año 2013, en el garaje del papá de Pancho, en huevos de cemento, como se llama a las vasijas en forma ovoidal donde se hace el vino.

“Este proyecto nació con la idea de rescatar una región vitícola un poco olvidada. Cara Sur recupera viñedos del valle con más de 80 años de historia, con numerosas variedades sobre todo criollas, empezamos a hacer vinos con la identidad del valle a través de las variedades”, contó Sebastián Zuccardi.

Así, desde el año 2013, los ingenieros agrónomos Pancho Bugallo, de Barreal, y Sebastián Zuccardi, de Mendoza, junto a sus parejas y socias, Nuria Añó Gargiulo y Marcela Manini, se trazaron el objetivo de rescatar cepajes de uva antiguos, y técnicas de elaboración ancestrales: fue así, entonces, que nació Cara Sur.

El nombre del proyecto se gestó a partir de una traumática experiencia de Bugallo junto a su hermano, intentando escalar la cara sur del Cerro Mercedario (6770 msnm), el más alto de la provincia, ubicado en el Valle de Calingasta, San Juan. En tal hazaña, hicieron un ascenso inverna, cuyo camino se ve marcado en la etiqueta del vino.

Lo cierto es que con una inversión total de 30 millones de pesos, en esta nueva etapa comenzaron la construcción de la bodega en la localidad de Barreal, de Calingasta (provincia de San Juan).

Lo que se destaca de este proyecto, son el rescate de viñedos de altura antiguos, a unos 1.500 metros. Se trata de 18 hectáreas de históricos viñedos que tienen alrededor de 80 años. Algo que, sin dudas, le aporta a los vinos desde allí nacen, notas únicas e irrepetibles.

El proyecto también fue beneficiado en el 2018 por un crédito de incentivo fiscal de la Agencia San Juan Desarrollo de Inversiones, y recibirá el 80% de lo invertido por el grupo en bonos fiscales.

“Al tener una gran altura y una gran amplitud térmica con condiciones muy particulares, contamos con una gran variedad de uvas que antes no eran consideradas de alta calidad enológica, así tomamos cosas del pasado para volver al futuro”, agregó Sebastián Zuccardi.
En la actualidad, la producción de Cara Sur está en 25 mil litros, aunque el objetivo máximo es llegar a los 100 mil. Los vinos se venden en Argentina, y exportan a USA, Inglaterra, Bélgica, Brasil y Perú.

Inicio de la obra de la nueva bodega de Cara Sur, en la localidad de Barreal.

“Tenemos un vino de criolla chica, moscatel tinto y moscatel blanco, un tinto que es una mezcla de variedades. Nuestro producto está basado en el lugar y en la recuperación de la historia y no en el varietal”, dijo Sebastián.

Y siguió: “El trabajo es continuar recuperando viñas, interpretar el lugar a través de los vinos y ser embajadores del vino. Al no tener mucha infraestructura ni bodegas en Barreal, no teníamos la posibilidad de alquilar. El construir una bodega ha sido una condición fundamental para recuperar viñedos”.

Dentro de los planes futuros de estos 4 emprendedores, está la idea de tener finalizada, para la vendimia 2021, la bodega de 300 metros cuadrados que empezaron a construir, y que tiene un plazo de 6 meses de obra.

El edificio respetará la arquitectura de Barreal y la filosofía de los dueños: techo a dos aguas, y aunque tendrá en su interior un aislante de paneles, por dentro se va a ver un techo de caña, con tirantes de madera, galerías como las casas rurales, y en el exterior el revocado será con barro de estilo rústico y del mismo color de las montañas.

“En el futuro no hay lugar para vinos sin identidad, es por eso que en Cara Sur contamos una región y una historia de la región”, finalizó Sebastián Zuccardi.

Cara Sur, el vino sanjuanino más caro

Es posible elaborar vinos de alta calidad enológica con variedades criollas, y más aún venderlos a buenos precios.

El Cara Sur por ejemplo tiene una línea media que cuesta $1.000 pero su alta gama tiene un valor de $3.500 al público. Desde vinoteca Ugarte confirmaron que es el sanjuanino más caro. Le siguen Sagrado de Pedernal Las Moras ($2.000), Mora Negra y Demencial El Pedernal ($1.800), Pyros Special Blend 2013 ($1.580), Gran Syrah, Finca Las Moras ($1.600) y Pyros Block 4 El Pedernal ($1.100).