Periodista

Una casa creada y pensada en colaboración entre un artista y un arquitecto. Esa es la esencia del proyecto “casas de autor” de la desarrolladora SQ que ya comenzó a proyectar la primera de una serie de viviendas que busca acercar el arte de un modo diferente; con el fin de crear espacios únicos con consciencia ambiental que proyecten calidad de vida y, sobre todo, arte.

De este modo, la primera vivienda ya está siendo co-creada por el estudio ZAZ architects y el reconocido escultor Tachuela Delía, en el corazón del barrio privado Distrito Larrea, en Chacras de Coria. Se trata de un desarrollo de 20 lotes que contará con sistemas de domótica para control a distancia de diferentes áreas, portones, cortinas y accesos con seguridad monitoreada las 24 horas.

“Captamos la demanda de inversión de un segmento que busca experimentar otros estilos de vida e ideamos este proyecto con casas de autor en distintos desarrollos propios”, expresaron desde SQ.

En tanto, el arquitecto Agustín Barraza Orsini, fundador del estudio asociado a SQ, ZAZ architects, relató con entusiasmo los detalles de la propuesta que busca trabajar con la cosmovisión del artista en cuestión que, para cada casa, será uno diferente. “No se trata de espacios intervenidos sino de crear la vivienda en función de lo que el artista piensa y siente de la vida. En este sentido, cada una va a tener arte inherente, además de esculturas adosadas y otras intervenciones directas”, contó Barraza quien ya ha comenzado a crear, pensar e inventar de la mano de Delía.

En principio, la idea de esta obra de arte hecha vivienda en un terreno de 750 m2 reflejará los distintos estados del alma, por lo que se trabajará con texturas, colores y temperaturas que reflejen la sutileza del sentir.

Así, “Casas de autor es un proyecto pensado para aquellos que siempre han visto las cosas de una manera diferente, para los que se dejan conmover por la vida. Estamos convencidos de que no hace falta pintar o esculpir para ser un artista: el artista es quien la habita”, definió Barraza que, con su estudio, estará a cargo de todas las casas de autor que desarrolle SQ.

En cada obra, subrayó el arquitecto, el cuerpo de la arquitectura, la consonancia de sus materiales, el sonido y la temperatura del espacio así como su relación con el mundo exterior serán minuciosamente estudiados para crear una atmósfera única e irrepetible.

Por este motivo, los desarrolladores explicaron que los artistas que forman parte del proyecto fueron elegidos por su particular forma de ver la vida, entendiéndolos como seres sensibles y apasionados que creen en un mundo mejor. “Esta descripción se corresponde con la de quien habitará la casa, que podrá verse espejado en la obra y ver su vida enriquecida”, dijo Barraza.

Desde SQ, por otra parte, expresaron que el objetivo es superarse en la  implementación de conceptos, ya que no solo piensan en tener una mirada sustentable para aprovechar la energía de manera eficiente. “A la hora de diseñar un espacio, nos encaminamos al cambio natural de perspectivas y a la diversidad de manifestaciones. Estamos enfocados en que el impacto siempre sea positivo”, definieron desde la desarrolladora.